FIRMAS Juan Velarde

Rivera, recuerda que tienes muchos votos prestados. Por Juan Velarde

Albert Rivera, es indudable, se ha convertido por méritos propios en el niño bonito de la política nacional. Pero una cosa es tener una corriente a favor, y otra bien distinta es creerte la última coca cola del desierto. Hay un trecho bastante grande entre ambas situaciones e igual ese ego que se te va subiendo a medida que nos acercamos al 26 de junio de 2016 puede pasarte factura, querido líder de Ciudadanos.

Sí, Albert, todos entendemos que estás en política para regenerarla, para luchar contra la corrupción, para defender, por ejemplo, y además con provechosos resultados, la imagen de España y tener el valor de plantarle cara a la podemita y separatista Colau y ponerte la camisa de la Selección Española en pleno centro de Barcelona, pero tampoco puedes creer que estás en posesión de la verdad absoluta o tener la capacidad de exigir carnets de limpieza democrática.

Tus continuos vetos a Mariano Rajoy, que además se han hecho patentes en esta segunda campaña electoral, me empiezan a parecer un postureo demasiado artificial. Eres un político que, hasta la fecha, había luchado por unir y no separar, por integrar y no disgregar. Sin embargo, algo se me escapa, más allá de los supuestos 350.000 euros de Bárcenas a Rajoy, para que de repente hayas adoptado esa postura tan inflexible. ¿Acaso no hay mayor mangancia en Andalucía y tú has mantenido un más que sospechoso silencio?

Y, dicho sea de paso, ¿cómo puede erigirte como demócrata cum laude si eres el primero en no respetar la voluntad del pueblo español y además torpedeas tus propias promesas? Tú mismo dijiste que jamás te enrolarías en una coalición de perdedores y, de momento, las encuestas dicen claramente que PSOE y Podemos van a quedar por detrás del PP. ¿Vas a volver a repetir la jugada de hace unos meses suscribiendo un pacto de gobernabilidad con Sánchez aunque sea papel mojado y te quedes compuesto y sin poder cogobernar?

Insisto, Rajoy gestionó horriblemente el caso de Luis Bárcenas, pero esa mácula no puede taparte el resto de una gestión que, se esté o no de acuerdo con el PP, ha sido buena para España. De estar a cinco segundos del rescate, hoy volvemos a ser un país dentro de la UE que más crea puestos de trabajo. Ten en cuenta, Albert, que tienes muchos votos prestados de gente que se marchó desencantada de la derecha por entender que no defendía ciertas cosas, pero no van a dejarte perpetuamente esos apoyos si ven que te radicalizas y te vuelves una fotocopia de Pedro Sánchez.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario