FIRMAS Juan Velarde

Frase del ‘Premio Nóbel’ Garzón: «Venezuela es una democracia». Por Juan Velarde

Alberto Garzón, flamante fichaje de Pablo Iglesias para ir de número cinco en Unidos Podemos, ha demostrado que su personalidad como político se encuentra poco menos que a la altura del betún, amén de demostrar que eso de las artes negociadoras del otrora líder comunista tampoco son las más lúcidas.

Lleva ya varias entrevistas el señor Garzón diciendo que en Venezuela está plenamente autentificado que lo que existe es una democracia y que el señor Leopoldo López, uno de los líderes de la oposición al régimen de Nicolás Maduro está en la trena por ser un golpista de tomo y lomo. Es decir, para el ex de Izquierda Unida la conculcación de derechos en el país caribeño, el pisoteo constante a la liberta de expresión no es más que algo esencial al espíritu de un país más propio de la órbita suiza o estadounidense. ¡Tremenda reflexión salida del magín del señor Garzón!

Hasta ahora, quien fuese hijo político de Gaspar Llamazares y Cayo Lara había mantenido un discreto silencio sobre el asunto venezolano, prefería no opinar sobre el particular, pero en realidad ahora ya sabemos que sus afirmaciones sobre Venezuela se pagan al peso y bien baratas. Un quinto puesto por Madrid es suficiente para hacerle la ola al nuevo jefe, a Pablo Iglesias, y echarte encima a los millones de personas que están siendo machacadas diariamente por las huestes del heredero de Hugo Chávez.

Es una pena, Alberto Garzón, que tu brillantez expositiva caiga en lo más chabacano, en hacer de marioneta del líder de Podemos. En esta vida hay una cosa peor que no tener ideas propias. Lo peor es hacer tuyas las que ni sientes ni padeces, pero claro, hay que contentar al señor feudal al que debes rendir vasallaje.

Tú, mejor que nadie, sabes cómo se mueven estos totalitaristas y conoces perfectamente el paño. Si no inclinas la cerviz ante el líder supremo, si no repites como un papagayo el discurso que te han grabado a fuego serás visto en las filas podemitas como un elemento extraño, como alguien al que luego dejarán arrinconado cuando deje de ser útil a la causa de Iglesias y su núcleo duro. Pero sigue por ahí, Garzón. La próxima idea te la cedo gratis. Di que Corea del Norte es una democracia en toda regla. Me parto.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario