FIRMAS

Santa Cruz tendrá nueva playa, sí o sí. Por José Manuel Bermúdez

La decisión del Tribunal Supremo, conocida este jueves, por la que se confirma la nulidad de la declaración de BIC del entorno de la playa de Valleseco, es una magnífica noticia para la ciudad, porque permitirá el desbloqueo de un proyecto largamente acariciado por los vecinos de la capital. Santa Cruz contará con otra playa urbana -además de Las Teresitas- con todo los equipamientos complementarios para hacer de esta parte de nuestro litoral una zona de esparcimiento y recreo de primer nivel.

La sentencia no debe interpretarse de ninguna manera como el acta de defunción de los elementos patrimoniales que integran el lugar, porque el proyecto que queremos y defendemos para Valleseco contempla la protección de las naves y los muelles. Se debe ver como lo que es: una oportunidad para el progreso económico y social de la ciudad.

Así lo hemos entendido siempre desde el Ayuntamiento. Y de la misma manera que se han desbloqueado las trabas burocráticas que impedían el desarrollo del proyecto han caído todas las excusas del Estado para eludir su compromiso con el mismo. Por ello, a partir de este momento, plantaré batalla allá donde sea necesario para que el Gobierno que surja de las próximas elecciones generales ponga sobre la mesa definitivamente los 30 millones de euros precisos para hacer realidad este sueño de todos los chicharreros.

Santa Cruz tiene derecho a que la administración competente en Costas, en este caso la estatal, se implique en la rehabilitación y el desarrollo de nuestro litoral.

Es más, ese compromiso al que aludo debe concretarse también en la licitación, a la máxima brevedad posible, de las obras para ejecutar el proyecto «Sol y Sombra». Este proyecto, diseñado por el estudio de arquitectos Casariego-Guerra y que ganó el año 2005 el concurso de ideas convocado por el propio Ayuntamiento, la Dirección General de Costas y la Autoridad Portuaria, incluye el diseño de una amplia superficie de esparcimiento, con la habilitación de diferentes zonas de baño -incluida la playa- y de áreas de paseo y solárium. Se trata de un diseño tan espectacular como práctico para abrir una nueva puerta al mar.

Les puedo asegurar que, ya sea como diputado en el Congreso, si los ciudadanos de esta provincia me otorgan su confianza, o como alcalde de la ciudad -responsabilidad que seguiré asumiendo sí o sí- defenderé este proyecto, hasta el punto de condicionar el apoyo parlamentario de Coalición Canaria al próximo Ejecutivo a su financiación.

Y sobre todo, seguiré defendiendo el derecho de mi ciudad a aprovechar el potencial de sus decenas de kilómetros de litoral, bien en proyectos relacionados con la actividad portuaria o comercial o en aquellos otros de carácter turístico o recreativo. Todos son factores básicos de crecimiento económico, de generación de riqueza, de creación de empleo, que no podemos tirar por la borda.

Tampoco permitiremos que otros lo hagan.

*Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario