FIRMAS Juan Velarde

Espectacular dato del paro en España: ¿Y ahora qué dice la oposición y los sindicatos? Por Juan Velarde

El desempleo baja en España desde mayo de 2010 de los cuatro millones. ¿Y ahora qué tienen que decir los sindicatos o la consabida oposición socialista sobre estas cifras? ¿Qué los empleos creados son estacionales? ¿Qué son trabajos de poca calidad y cicateramente remunerados? ¿Quizá también alegarán que esto no es más que la típica oleada a favor del verano y que habrá que esperar a septiembre de 2016?

Lo curioso es que, guste o no a los críticos con Mariano Rajoy, y quien suscribe tiene un amplio historial de palos al presidente del Gobierno, los datos en materia de creación de empleo con el PP han ido incrementándose lentamente, pero con la seguridad de que el descenso en las listas del INEM está más que constatado, pasando de los más de cinco millones de parados con la que nos ‘obsequió’ Zapatero a los menos de cuatro millones con las que acaba la legislatura prorrogada de Mariano Rajoy antes de concurrir nuevamente a las urnas el 26 de junio de 2016.

Evidentemente, en España aún existan 3.891.000 desempleados y que Cáritas atienda a más de dos millones de personas son números para preocuparse hondamente y que no pueden hacernos perder el oremus. Queda mucho por hacer y todo lo que no sea tener un paro del 10% o menor es un fracaso. Pero pensemos que hace cuatro años este país estaba mucho más cerca de un 30% de paro y con Europa preparándose para rescatarnos, para ponernos al nivel, por ejemplo, de la multirrescatada Grecia.

De acuerdo que un 20% de paro es mucho y supone que hay que seguir sacando medidas que contribuyan a la creación de empleo, pero trabajos productivos, no esa disparatada idea de meter a 200.000 personas en la función pública para que hagan, como decía el genial Carlos Herrera, de ascensoristas.  Por eso, lo importante para consolidar lo conseguido y para llegar a niveles del período 2000-2005 es articular medidas para que los empresarios puedan crear más puestos de trabajo de calidad, indefinidos y bien pagados y eso pasa por bonificaciones fiscales a las empresas, que la administración, por una vez en su vida, no perjudique la iniciativa privada…¡aunque como entre Podemos….ya veremos!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario