FIRMAS

El bar de Pepe. Aquí no hay otra, o extraterrestre o gilipollas. Por Joaquín Hernández

Los “pelotazos inmobiliarios” procuran ser sigilosos, con premeditación, alevosía y nocturnidad, excepto cuando estos se realizan bajo el amparo de la “opinión pública”, es decir dando a conocer la “utilidad pública” del chollo. En el caso de la Playa de las Teresitas fue el preservar el “frente de playa” para que no se pudiera especular con esos terrenos, en el caso del Club Deportivo Tenerife S.A.D., presuntamente se trata de construir una dotación deportiva, hotelera y comercial en primera línea de mar, en la dársena pesquera.

Parece ser que el Club Deportivo Tenerife S.A.D. al que hace unos 10 años todo el mundo le hacía ascos y estuvo a punto de desaparecer, ahora le ha salido varios pretendientes que quieren, aman tanto al “Tete” que están dispuestos a “invertir” la nada despreciable cantidad de 300 millones de euros, más patrocinios millonarios por utilizar equipaje deportivo con la marca x.

La bandera que ilustra esta comedia deportiva no es otra que terminar con la directiva actual, cosa prácticamente imposible ya que el consejo de administración dispone de suficientes “argumentos” para hacer fracasar cualquier intento de asalto a la poltrona de D. Miguel Concepción, a menos que el propio presidente lo decida. El tema está en la composición del accionariado ya que una parte importante de las acciones del club figuran a nombre del propio Miguel Concepción y un grupo de amigos y el resto, más del 50%, está muy fraccionado, por lo que cualquier intento de lograr apartar del cargo a la actual directiva pasa por convocar Junta General de Accionistas y como orden del día la dimisión del actual consejo y la votación de los nuevos miembros que llevarán el destino del club otros cuantos años más.

Así como las empresas privadas que se constituyen en Sociedades Anónimas, con la Ley del Deporte, todos los clubs de fútbol que se convirtieron en Sociedades Anónimas Deportivas emitieron acciones y fueron puestas a la venta. Muchos nuevos empresarios del mundo de la construcción, se hicieron con fuertes paquetes de acciones y desearon ser presidentes de clubs. En España, una gran parte de los presidentes de los clubs de fútbol proceden del mundo de la construcción, terreno propicio para hacer dinero rápido desde las estrategias más bárbaras, servidas por inteligencias a la altura de dichas estrategias.

El propio Miguel Concepción, constructor – promotor, empresario de varias actividades, aceptó el cargo de presidente del CD Tenerife SAD a propuesta del propio Presidente de la Comunidad Canaria, Paulino Rivero. Seguramente la crisis económica ha impedido al Sr. Concepción realizar la construcción de proyectos deportivos que se habrán quedado aparcados por fala de financiación.

El caso del representante de los personajes que están dispuestos a invertir 300 millones de euros en el equipo representativo de la isla, nos deja por con cara de gilipollas, o sea que, como dice el palmero, en lugar de coger el maletín ir al notario y comprar la acciones de D. Miguel y compañía, pagar la deuda del club, que no llega al 10% de lo que quieren invertir y empezar una nueva etapa, lo que dicen es que quieren hacer un nuevo estadio, con una zona comercial y hotelera en el puto centro de la ciudad y a un metro del mar. ¡¡Apague y vámonos!!

De manera que el histórico Estadio Heliodoro Rodriguez López con capacidad para 24.000 espectadores, remodelado hace unos años, que por arte del “abracadabra” contable y por exigencias del “guión” figura como propiedad en el balance de la entidad deportiva isleña, que la entrada media no ha pasado de los 9.000 aficionados, no sirve para el nuevo proyecto de los “iluminattis” en el que incluyen el fichaje millonario de un futbolista carismático tipo Ronaldinho, Roberto Carlos, etc., unos diplodocus del futbol que con sus 37 o 40 años provoque la “ilusión” de miles de seguidores que podrán asistir a ver deambular por el verde del terreno de juego a un señor con la lengua fuera, pidiendo a gritos el cambio, el desfibrilador o la botella de oxigeno.

No me queda duda; o estos señores solo buscan sus 5 minutos de gloria, prensa, televisión y radio full time, y piensan que los tinerfeños somos una pandilla de extraterrestres o de gilipollas esféricos, que aun creemos en pajaritos preñados, o bien lo que se está preparando es un pelotazo inmobiliario de mil pares de cojones, tanto es así que el asunto playa de las Teresitas, al lado del pelotazo CD Tenerife SAD es el juego del Monopoly.

Y no se trata que uno, yo, rechace el crecimiento urbanístico pero por lo menos que no nos venga con milongas sentimentales de los colores, del azul y el blanco, del sentimiento y pollas en vinagre, aquí de lo que se trata es de la pasta gansa y grande.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario