Sin categorizar

Revolucionario tratamiento para los derrames cerebrales basado en una interfaz cerebro-computadora y en la neurotecnología

EFE/Austria.- La Sra. Savin de repente sufrió un derrame cerebral. Llegó sin advertencia y le dejó el brazo derecho totalmente paralizado. Después de someterse al tratamiento ‘recoveriX’, enseguida pudo volver a mover el brazo derecho. ‘recoveriX’ utiliza neurotecnología de avanzada que lleva al éxito incluso en caso de enfermedades crónicas.

Derrame cerebral: enfermedad extendida

Todos los años, unos 15 millones de personas sufren un derrame cerebral. Cerca de un tercio de estas personas no sobrevive, otro tercio sufre daños físicos continuos y, a veces, algunos quedan paralíticos. ‘recoveriX’ reconecta el cerebro y el cuerpo. Además, cuando el tratamiento estándar ya no puede arrojar más beneficios, ‘recoveriX’ ofrece una segunda oportunidad para mejorar.

El poder de la mente

El derrame puede llegar a inhibir la capacidad de moverse, pero no la de imaginar el movimiento. Durante el tratamiento ‘recoveriX’, los pacientes imaginan un movimiento de mano o de pie. Una interfaz cerebro-computadora mide su actividad cerebral. La realidad virtual muestra el movimiento en la pantalla, que genera devolución visual en tiempo real. Al mismo tiempo, el movimiento imaginado se transforma en movimiento real mediante la estimulación de los músculos afectados. ‘reocoveriX’ activa las neuronas espejo que ayudan al cerebro a encontrar nuevas maneras de realizar movimientos independientes nuevamente.

El Dr. Christoph Guger expresó: «‘recoveriX’ une los procesos cognitivos con los movimientos, y esto es lo que hace que la rehabilitación sea eficaz. Tuvimos un caso de un paciente que tenía un brazo paralizado desde hacía cuatro años. Con solo diez sesiones de ‘recoveriX’, pudo volver a moverlo».

‘recoveriX’ gym

El tratamiento ‘recoveriX’ se hace en uno de los recoveriX-gyms de Schiedlberg (Austria), en Albany (Nueva York, EE. UU.) o Barcelona (España).

Más información: office@gtec.at.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario