Sin categorizar

Barragán: “El Gobierno reivindica su capacidad para llevar a cabo aquellos compromisos que figuran en su programa, entre ellos la Ley del Suelo como eje prioritario”

EBFNoticias.- La futura Ley del Suelo es coherente con la visión de un Gobierno reformista. Es el resultado de un diagnóstico compartido por los agentes sociales y económicos de Canarias: el procedimiento actual en materia de decisiones en materia de ordenación del territorio es muy deficiente. Incluso los críticos de la Ley reconocen que es necesario cambiar. “El Gobierno de Canarias reivindica su capacidad para llevar a cabo aquellos compromisos que figuran en su programa, entre ellos la Ley del Suelo como eje prioritario. Un Gobierno reformista se propone abordar reformas de calado en aquellos asuntos que lo requieren”, señala el secretario general de Coalición Canaria José Miguel Barragán, quien recordó que CC se presentó a las elecciones precisamente “con la promesa de hacer las cosas de un modo diferente, en defensa del interés general del Archipiélago. Porque con las recetas fallidas del pasado ya sabemos lo que tenemos: más desempleo, sector primario asfixiado, industria sin posibilidades, problemas para diversificar la economía. La obligación de este Gobierno es afrontar estos problemas y hacer todo lo posible por revertir esta situación”.

El diagnóstico sobre la actual situación del sistema normativo que regula la ordenación del territorio en Canarias “es tan conocido como mayoritario: no funciona”, asegura Barragán. Los procedimientos se alargan y producen inseguridad jurídica. Por esa razón, explica el secretario general de Coalición Canaria, “el propósito de resolver la maraña normativa sobre la ordenación del territorio no es exclusivo de este Gobierno; por ejemplo, el anterior lo intentó a través de dos reformas legislativas que no produjeron los resultados esperados. La diferencia es que este Gobierno lo plantea desde una perspectiva integral, no a través reformas parciales”.

El anteproyecto de la Ley del Suelo, abierto al diálogo con los agentes sociales desde sus primeros pasos, “en modo alguno cuestiona los principios irrenunciables sobre la conservación del territorio en las Islas”, advierte José Miguel Barragán. “Todo lo contrario. Garantiza y refuerza la preservación de los suelos con valor ambiental al introducir nuevas herramientas para su conservación. Además, protege el suelo rústico y ampara al sector primario”, apunta.

A lo largo de los últimos días han surgido voces que sugieren modificaciones en la Ley, algo que debe ser considerado normal en el proceso de información pública actual. De hecho en estos momentos se están estudiando al detalle las mejoras propuestas por los colectivos profesionales que planteaban ciertas críticas a la Ley.

En el caso concreto del manifiesto presentado por algunas organizaciones ecologistas, sociales, sindicales y políticas, contra la Ley, que ha firmado el ex presidente del Gobierno Paulino Rivero, “hay un aspecto llamativo y sorprendente: ha rubricado un documento que ya en su tercer párrafo critica directamente al Gobierno anterior y lo culpa, entendemos que también sin argumentos, de comprometer el modelo de protección del territorio en Canarias, por haber aprobado la Ley de Medidas Urgentes. Es raro firmar un manifiesto que critica la propia gestión de un modo tan despiadado”, subraya José Miguel Barragán.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario