Sanidad SOCIEDAD

ANPE Canarias reivindica ampliar el catálogo de enfermedades propias de docentes y sanitarios

EBFNoticias.- En el desarrollo de la Mesa de Empleados Públicos, el sindicato ANPE Canarias, formando parte de la Federación de sindicatos de Educación y Sanidad (FSES), solicitó ayer un esfuerzo de la Administración para elaborar un catálogo de enfermedades propias de docentes y sanitarios. El objetivo de hacer este listado es garantizar que afecciones provocadas por el desarrollo de la profesión, sean retribuidos al 100% durante todo el tiempo que dure la baja médica.

Los sanitarios y los docentes son con diferencia los profesionales que se encuentran más expuestos a sufrir enfermedades de carácter temporal. Por un lado, porque sanitarios y docentes están en contacto diario con muchas personas, y estas pueden ser portadoras de toda clase de virus contagiosos, lo que hace que sea muy sencillo contraer enfermedades de tipo común. Por otro, porque sus afecciones virales afectan de forma directa al personal con el que trabajan: enfermos, ancianos y niños.

El contexto, considera el sindicato, explica la necesidad de abordar esta realidad de manera urgente. Pedro Crespo, presidente de ANPE Canarias, denuncia que las afonías, las enfermedades contagiosas y las enfermedades que tienen que ver con las cuerdas vocales deben tener un reconocimiento distinto. Lo mismo ocurre con las depresiones o con los problemas generados por la tensión laboral, como pueden ser el estrés o las sobrecargas musculares.

”Es absurdo que estos profesionales solo puedan faltar durante cuatro días al año por motivos de salud. Esta medida, que responde a una obligación que se impone desde el gobierno del Estado, solo se sostiene si se busca la eficiencia económica y no el rendimiento académico. En ocasiones la Consejería tarda más de 15 días en reponer a un docente de baja, pero descuenta parte del salario al que está ausente por enfermedad. Por lo tanto, una exigencia así tiene un único fin: recaudar más dinero”, apuntó Crespo.

Además de este asunto, el sindicato también planteó la deuda que mantiene este Gobierno con los empleados públicos. El personal sanitario canario tiene unas retribuciones inferiores a la media del Estado y el profesorado que presta su servicio en Canarias figura entre el peor retribuido de todo el país. Es cierto que en un primer momento recibe salarios ligeramente por encima de la media nacional, pero en menos de diez años ya es el peor pagado.

“Hemos perdido una media del 30% de poder adquisitivo en menos de cinco años y, además, de forma injusta se nos suprimió una de las pagas extras de 2012. No entendemos la devolución de la paga extra por parte del Gobierno de Canarias como un favor. Debería haberse pagado ya, como ha ocurrido en otras comunidades. La inversión que hace Canarias en educación y sanidad está muy por debajo de los planes y proyectos anunciados por este gobierno. Por ello, exigimos que, además de la devolución del 50% de la paga extra, se aumenten de una vez las partidas más importantes para los ciudadanos: la educación y la sanidad”, demandó el presidente de ANPE Canarias.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario