Sanidad SANTA CRUZ SOCIEDAD Solidaridad

La Fundación Doctor Barajas facilitan audífonos a vecinos sin recursos de Santa Cruz

EBFNoticias.- El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), y la Fundación Doctor Barajas (FDB) para la Prevención e Investigación de la Sordera han acordado implantar en la capital el proyecto ‘Promoción de la inclusión social y la autonomía de las personas sin recursos económicos y con discapacidad auditiva’.

Esta iniciativa sociosanitaria se dirige a personas de cualquier edad que residan en Santa Cruz, que se compruebe que padezcan discapacidad auditiva y no cuenten con recursos económicos suficientes para atender de forma adecuada el problema de sordera. El plan se desarrollará hasta el mes de junio, con la atención directa, esto es, con el resultado de implantación de audioprótesis (audífonos), de hasta 18 personas.

El séptimo teniente de alcalde y concejal de Atención Social, Óscar García, remarcó que “gracias a las acciones que se desarrollarán según los términos del acuerdo suscrito con esta entidad con sede en Santa Cruz, se ofrecerá a los beneficiarios finales del proyecto un servicio asistencial y de asesoramiento audiológico y audioprotésico profesional y personalizado, lo que les permitirá aumentar sus niveles de autonomía”.

Las consecuencias negativas que produce esta discapacidad pueden atenuarse o desaparecer si se dispone de los medios técnicos adecuados. Los audífonos son costosos y no están al alcance de personas con pocos recursos. A través de este proyecto de la FDB para Santa Cruz, se podrán adquirir audioprótesis que se adapten a los problemas auditivos de los pacientes que participen en la iniciativa, de manera que se podrá mejorar de forma sustancial las condiciones de comunicación y audición.

Esta actuación mixta se justifica por varios hechos ya comprobados. En primer término, que la población infantil y juvenil con pérdida auditiva puede hallarse en franca desventaja en su etapa escolar y formativa, y además puede padecer dificultades muy significativas en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Además, la población adulta, en el caso de las personas con deterioro de la función auditiva en este colectivo, experimenta una serie de dificultades añadidas en el momento de prepararse e incorporarse al mercado laboral.

Además, se conoce con exactitud que la población de mayor edad ha experimentado un incremento notable en los últimos decenios, y también que una cantidad significativa de ésta padece una disminución auditiva lo suficientemente relevante como para interferir en su actividad social al generar problemas en la comunicación.

La situación descrita empeora cuando se carece de los recursos económicos suficientes para tratar ese problema, pues, a diferencia del resto de la población, estos pacientes deben asumir gastos extraordinarios para atender sus necesidades de apoyo en la vida cotidiana. Con este proyecto de la FDB, se pretende paliar, en lo posible, la desigualdad y el aislamiento que sufren las personas con discapacidad auditiva que no poseen dinero para tratar esa enfermedad.

A través del apoyo personal y social, se persigue elevar el grado de conocimiento y de aceptación del déficit auditivo, revertir la situación en lo posible e incrementar la integración de los pacientes en los entornos escolar, laboral, familiar y social. A la vez se pretende aumentar la visibilidad y la sensibilidad sociales hacia la realidad que viven las personas con problemas auditivos, aparte de informar y concienciar de los déficits de audición y sus consecuencias. Todo esto se concreta en acciones de difusión y publicidad, y en charlas formativas e informativas dirigidas a las familias de los beneficiarios y a la sociedad santacrucera en general.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario