Canarias Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo

La Cámara reclama al Gobierno que impida la llegada de gasolineras sin empleados

EBFNoticias.- El presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, José Luis García Martínez, reclama al Gobierno de Canarias y al Parlamento autonómico que impidan la instalación de «gasolineras fantasma» en las Islas. Se trata de un modelo de negocio que consiste en la instalación de surtidores de carburante plenamente automatizados, sin personal a cargo. La apertura de este modelo de negocio lleva al cierre de entre dos y tres gasolineras convencionales.  El sector da trabajo en estos momentos a más de 3.500 personas en Canarias y más de 30.000 en toda España.

 A nivel regional, los sindicatos y el sector ya se han reunido con el Gobierno de Canarias para que el Decreto del 94, sea revisado y contemple como obligatorio que haya como mínimo una persona en cada estación, para que no haya ningún resquicio legal que permita la entrada a Canarias a estas gasolineras fantasma.

 En este sentido, la institución cameral también se suma a las reivindicaciones de la patronal y demanda una regulación específica y clara para este sector que obligue a todas las estaciones de servicio a tener al menos un empleado en las horas de apertura. Asimismo, anuncia que pedirá al Cabildo de Tenerife un posicionamiento tal y como ya se ha expresado en Gran Canaria, dónde la corporación insular rechazó por unanimidad la instalación de gasolineras fantasma en la Isla, también conocidas como de bajo coste por sus precios y carencia de personal, cuya proliferación en España ha llevado a varias comunidades autónomas a emprender medidas que frenen su auge.

 Los argumentos de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife para solicitar una regulación clara del sector están relacionadas con la seguridad de la instalación, la protección de los derechos de los consumidores y la defensa del empleo, explica el presidente de la Cámara quien considera que «es necesario reforzar la normativa vigente en Canarias».

 A su juicio «es demasiado tibia, y se podría trasladar a Canarias la redacción de la normativa que están aplicando ya en Andalucía, Baleares, Murcia, Comunidad Valenciana, Navarra, Aragón, Castilla La Mancha, a las que en breve se sumará la comunidad autónoma de Madrid». En estas comunidades se obliga por decreto a que en cada estación de servicio haya contratada al menos una persona por turno.

 Para José Luis Garcia es «muy preocupante» el daño que la introducción de estaciones fantasma en Canarias puede generar sobre el empleo en el sector. «Estas estaciones funcionan sin costes de personal, lo que mejora su rentabilidad respecto al modelo que defendemos en las islas que sí cuenta con personal contratado», explicó.

 El presidente de la Cámara advirtió que «si llegan estas estaciones al Archipiélago, los empresarios ya instalados pueden verse obligados a reducir sus costes de personal para poder competir y en con un desempleo tan elevado como tenemos en las Islas no podemos permitir la sangría de puestos de trabajo que puede provocar este modelo de negocio».

 La seguridad es otro de los argumentos que expone el presidente. «Los surtidores contienen productos inflamables. Si bien es cierto que el riesgo al manipularlos es muy reducido por los avances tecnológicos, nunca deja de existir al cien por cien», aseguró García Martínez, quien concluyó que «ante cualquier problema, es muy importante la agilidad en la respuesta adecuada para su neutralización».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario