Cine SOCIEDAD

CINE. «Bregando historias». Dando la voz al cine canario

Una de las primeras preguntas que plantea el documental “Bregando Historias” de Nacho Bello es qué es el cine canario. Viendo este trabajo da la impresión de que el cine canario es un eterno retorno, un circunloquio que nunca se resuelve y que hasta que no salga de esa trayectoria circular que le hace repetir una y otra vez los mismos errores, difícilmente conseguirá asentar ese elemento de profesionalización del que tanto se habla a los largo de los 80 minutos de metraje, pero que tan difuso parece.

El director Nacho Bello, el guionista Jose Acevedo y la productora Ana Pérez, junto con el resto de su equipo, han desarrollado un interesante trabajo documental donde han querido reunir de manera plural y diversa las voces de un gran número de realizadores de las islas. En la película se convocan diferentes enfoques, distintas generaciones y diversos departamentos (directores, productores, actores, representantes de organismos oficiales y críticos) del audiovisual canario. Evidentemente faltan voces (particularmente echamos en falta gente como el director Juan Carlos Fresnadillo, el guionista Andrés Koppel o el productor Chano Álvarez), pero no es fácil poder convocarlos a todos y menos con una producción tan modesta como ésta. Por ello, creemos que lo principal es, sobre todo, felicitar a los realizadores por tan titánico trabajo que debería ser de referencia obligada para todo aquel que quiera acercarse al estado de la cuestión del sector audiovisual en Canarias.

“Bregando Historias” toca, sin duda, diferentes puntos de tensión dentro de la situación del sector, pero no lo hace con ánimo de controversia, sino todo lo contrario, buscando un tono conciliador y queriendo acercar posturas. Hay puntos de conflicto externos, como son las dificultades de financiación, de distribución, la falta de apoyos oficiales o de un plan estratégico que ayude al desarrollo de una industria cinematográfica en las islas, pero, sobre todo, una falta de conexión con el público. Por otro lado encontramos en el documental un importante conflicto interno, que, en rasgos generales, queda representado por la dicotomía entre un tipo de cine narrativo y otro de corte más experimental. Todos están de acuerdo en que hace falta unión para solventar los problemas que coartan al sector, pero cada uno parece esperar a que sean los demás los que se acerquen a su rama y no se aprecia intención de dar el brazo a torcer.

La crítica debe jugar también un papel importante en esta divulgación del cine que se realiza en Canarias. Desde aquí queremos agradecer a los responsables del documental que contaran con nosotros para representar este apartado en la película, pero sí es cierto que hay mucha carestía en lo que se refiere al análisis y la difusión del audiovisual en los medios. Precisamente uno de los temas que se toca de soslayo y que deberían haber contado con más presencia en el documental es la función de medios como la televisión para apoyar y dar a conocer este cine. Desde este modesto blog queremos también entonar un mea culpa, ya que si bien siempre ha sido un apartado que hemos querido promover, sí es cierto que lo hemos tenido desatendido desde hace varios meses. Sirva la presente crítica a este documental también como propósito de enmienda.

La película se apoya principalmente en las múltiples entrevistas realizadas, estableciendo una cierta progresión en los temas a tratar, pero evitando manipular o mediatizar las respuestas de los protagonistas. Hay, como es de suponer, mucho material que ha quedado fuera de este montaje, y seguro que también material de gran interés, pero se prioriza un producto ameno e ilustrativo, que evita las redundancias, pero sí contrasta los puntos de vista. Todo ello acompañado con imágenes de recurso de diferentes trabajos de los cineastas entrevistados, siendo éste, a nuestro entender, el punto más endeble de la película, por lo arbitrario de la colocación de algunos de estos clips.

“Bregando Historias” no ofrece respuestas, no es si objetivo. Su propósito es más bien ofrecer un acercamiento y apuntar la situación del sector. Es necesario continuar el trabajo aquí planteado y seguir indagando no sólo en las características del cine en Canarias o su identidad, sino también en ese camino aún por resolver hacia la construcción de una industria estable y duradera.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario