Cine SOCIEDAD

CINE. Estrenos para el fin de semana

EBFNoticias/Manuel Díaz Noda/Adivinaquienvienealcine.- Buenas y malas noticias para Batman y Superman. La buena es que siguen líderes de taquilla en su segundo fin de semana, la mala es que la caída ha sido de más de la mitad con respecto a su estreno (de 2.848.614 € cae a 1.298.866 €). Aún así consiguen que las cifras no sean tan malas como en USA, donde el margen llegó al 64%. A este paso, es muy probable que este fin de semana pierdan el liderazgo, ante la llegada de películas con fuertes ambiciones económicas. Por otro lado, Paco León saca un buen promedio con el estreno de “Kiki. El Amor Se Hace” (874.059 €), mientras que Antonio Banderas y su “Altamira” se alza con el tercer puesto (444.107 €). El resto del ranking está reservado al cine familiar, con “Kung Fu Panda 3” (417.458 €) y “Zootrópolis” (340.974 €). Esta semana nos propone un trío de estrenos de fuerte aparato promocional. Pedro Almodóvar estrena su último trabajo, “Julieta”, en medio de una importante polémica que puede afectar a la taquilla, mientras que desde Hollywood nos llegan dos segundas entregas de películas de éxito: “Objetivo. Londres” y “Las Crónicas de Blancanieves. El Cazador y La Reina de Nieve”. (Datos taquilla: Rentrak)

 

Conocida inicialmente como “Silencio” (coincidiendo con el título de la nueva película de Martin Scorsese, de ahí el cambio), “Julieta” supone el particular homenaje de Pedro Almodóvar a la literatura de la escritora canadiense, ganadora del Premio Nobel, Alex Munro. El director manchego se inspiró en tres relatos («Destino», «Pronto» y «Silencio») pertenecientes al libro “Escapada” para escribir esta historia a medio camino entre el melodrama y el film noir. Una vez más el cineasta se hace rodear de un reparto principalmente femenino, aunque apostando por nuevos rostros en su filmografía, como Emma Suárez, Adriana Ugarte, Inma Cuesta, Michelle Jenner o Nathalie Poza. Esto no quita que encontremos también rostros reincidentes como Rossy de Palma o Darío Grandinetti. El estreno de la película ha venido acompañado con dos malas noticias para Almodóvar. Por un lado su vinculación al caso de los papeles de Panamá (lo que le ha llevado a descolgarse de toda la promoción de la película) y el fallecimiento de una de sus actrices fetiche, Chus Lampreave, el pasado 4 de abril. Julieta habla del destino inevitable, del complejo de culpa y de ese misterio insondable que nos hace abandonar a las personas que amamos, borrándolas de nuestra vida como si nunca hubieran significado nada. Y del dolor que ese abandono provoca en la víctima. La película narra treinta años de la vida de la protagonista, desde el año 85 del siglo pasado hasta el actual 2015. Resulta casual que la mejor época del año de Julieta corresponda a los años 80, y en la actualidad su vida sea una catástrofe sin solución. Sólo un milagro le salvará. Y los milagros a veces ocurren…

En 2013, el director Antoine Fuqua estrenaba “Objetivo: La Casa Blanca” una cinta de acción que establecía un escenario difícil pero de impacto, el ataque terrorista a la Casa Blanca. Bebiendo de las claves del éxito de “La Jungla de Cristal”, la cinta sirvió de impulso a la alicaída carrera de Gerard Butler, quien volvió a demostrar carisma y dotes físicas para la acción con su papel del agente del servicio secreto Mike Banning. Los buenos resultados en taquilla animaron a una segunda parte que nos llega con el título de “Objetivo: Londres”, repitiendo gran parte del reparto original (aparte de Butler tenemos a Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Angela Bassett, Robert Forster, Radha Mitchell o Melissa Leo), además de incorporar nuevos rostros como Jackie Earle Haley o Charlotte Riley. Quien no repite es Fuqua, quien cede el asiento del director a Babak Najafi, cineasta de origen iraní, que se ha dado a conocer sobre todo por su trabajo en la serie de televisión “Banshee”. El Primer Ministro Británico ha fallecido en misteriosas circunstancias. Su funeral en Londres es un acto al que acuden todos los líderes relevantes de Occidente. Pero lo que comienza siendo el evento con más seguridad del planeta se convierte en un complot mortal para acabar con los líderes más poderosos del mundo, devastando la capital británica y desencadenando el terror. Sólo tres personas pueden detenerlo: el Presidente de los Estados Unidos, su Jefe del Servicio Secreto y una agente del MI-6 que no confía en nadie.

Una de las modas recientes de la industria de Hollywood ha sido la recuperación de personajes clásicos de los cuentos populares en versión de imagen real. Dentro de esta modalidad, en el año 2012 coincidieron tres títulos entorno a la figura de Blancanieves: “Blancanieves (Mirror, Mirror)” de Tarsem Singh, “Blancanieves” de Pablo Berger y “Blancanieves y La Leyenda del Cazador” de Rupert Sanders. Ésta última apostaba por ofrecer una estética heredada de la fantasía cinematográfica moderna, especialmente “El Señor de los Anillos”, y dando más protagonismo al personaje del Cazador (asignado por la Reina para llevar a Blancanieves al bosque y matarla en el cuento tradicional).

La cinta fue un éxito en taquilla y obtuvo críticas medianamente positivas, llevándose la mayor parte de los aplausos Charlize Theron en su papel de la Reina Malvada. Fuera de lo meramente cinematográfico, la cinta causó revuelo al salir a la luz unas fotos indiscretas de la protagonista, Kristen Stewart, y el director, Rupert Sanders. Estas imágenes no sólo provocaron la ruptura sentimental de ambos con sus respectivas parejas (ella estaba emparejada en aquel momento con su compañero de “Crepúsculo”, Robert Pattinson, y él casado con Liberty Ross, quien interpretaba en la cinta el papel de la madre de Blancanieves), sino que además los apartaron a ambos de la continuación de la película. El estudio prefirió entonces centrar más la atención en la figura del Cazador y traer de vuelta a Charlize Theron, por lo que se apostó por una precuela, donde además se introduce a otro personaje de la cuentística tradicional, La Reina de las Nieves (revisitada también recientemente por Disney con “Frozen”).

Así, frente al regreso de Chris Hemsworth y Charlize Theron, tenemos también la incorporación de dos actrices de peso: Emily Blunt (como Freya, la hermana de Ravenna) y Jessica Chastain (en el papel de una guerrera, que será el nuevo componente romántico de la historia). En la dirección tenemos a Cedric Nicolas-Troyan, responsable de segunda unidad y efectos visuales de la primera película. Mucho antes de que Ravenna fuese apuñalada y aparentemente vencida por Blancanieves, la malvada reina fue testigo de cómo su hermana Freya sufría una desgarradora traición y huía del reino. Valiéndose de su habilidad para congelar a cualquier enemigo, la joven reina del hielo Freya lleva ya décadas en un remoto palacio invernal formando una legión de cazadores letales, que cuenta entre sus filas con Eric y la guerrera Sara, cuando descubre que sus dos campeones han incumplido la única regla impuesta a los soldados: desterrar el amor eternamente de sus corazones.

Al enterarse de que su hermana ha muerto, Freya reúne al resto de cazadores y les ordena traer el espejo mágico ante la única hechicera que queda con vida capaz de dominar su poder. Pero cuando comprueba que es posible resucitar a Ravenna de sus doradas profundidades, las malvadas hermanas siembran el terror en el reino encantado con un poder el doble de oscuro de lo que jamás se haya conocido. Ahora, su creciente ejército será invencible… a menos que los cazadores desterrados por romper la regla de oro de su reina sean capaces de superar todos los peligros para reencontrarse.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario