Sin categorizar

‘Pájaros’, del pintor sueco Per Lillieström, llega a TEA

EBFNoticias.- TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro dependiente del Cabildo Insular, inaugura este jueves la exposición Pájaros que reúne una treintena de obras del artista sueco Per Lillieström, que desde hace casi 60 años reside en el Norte de Tenerife (donde llegó siguiendo las recomendaciones que Óscar Domínguez le hizo en el París del 56). En esta muestra, que podrá visitarse hasta el 22 de mayo de martes a domingo de 10:00 a 20:00 horas, Lillieström ofrece una metáfora de su propio itinerario vital, de su arte, y lo hace a través de uno de los temas más representativos en sus pinturas: el viaje de las aves migratorias

El director insular de Cultura y Educación, José Luis Rivero; el conservador de TEA Tenerife Espacio de las Artes, Isidro Hernández; el comisario de la exposición, Lars Petter Amundsen; y el propio artista, Per Lillieström, fueron los encargados de presentar los entresijos de esta muestra que ahonda en la figura del viajero y le permitirá al visitante conocer la trayectoria del pintor a través -no sólo de ese conjunto significativo de sus obras- si no también mediante varios textos y material documental diverso que habla del artista, de sus trabajos y de su estancia en Canarias.

José Luis Rivero, que destacó que es un verdadero placer tener en TEA a un artista como Lillieström, explicó que la exposición se completa con una instalación fotográfica de la artista Karina Beltrán realizada a partir de una visita a la casa-taller de Per Lillieström en Los Realejos y aprovechó la ocasión para agradecer a la artista el trabajo realizado. “Su instalación dialoga perfectamente con las obras del propio Per Lillieström”, aseguró Rivero.

Además de ello, el responsable de Cultura del Cabildo recordó que Pájaros está patrocinada por Loro Parque y trasladó este agradecimiento a su directora de Comunicaciones, Natalya Romashko, que asistió a esta presentación. Explicó José Luis Rivero que en la planta de TEA donde se exhibe Pájaros se ha creado un interesante triángulo artístico, ya que en ella, se dan cita tres visiones del arte unidas por un hilo común, que es Canarias: Lillieström, que muestra como casi canario sus paisajes o sus aves; Castro, Lemes y Otero, que desde Área 60 ofrecen su visión del arte contemporáneo tras haberse marchado de las Islas y haber vivido en Berlín varios años; y Juan Carlos Batista, tinerfeño cuya mirada parte de la propia Isla para lanzar mensajes universales.

Isidro Hernández recordó que esta exposición, en la que también se revela la labor de Lillieström como investigador junto al que fuera su amigo Thor Heyerdahl, forma parte de una de las líneas de programación de TEA, la de mostrar la obra de artistas foráneos que residen en Canarias y que ofrecen -a través de sus trabajos- “una visión singular de las Islas”. Recordó que Pájaroscuenta con préstamos de diversas colecciones privadas de Canarias así como de colecciones públicas como la del Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdahl de Puerto de la Cruz. Respecto a la obra de Lillieström, el conservador de TEA destacó que sus pinturas se caracterizan por sus “trazos un tanto naif”. “Él ofrece una mirada fascinada y fascinante de nuestros paisajes, de nuestro entorno”, subrayó Hernández. “Es una exposición que hemos vivido con gran pasión”, matizó.

Por su parte, el comisario de Pájaros explicó que Per Lillieström llegó a Tenerife “buscando paz, tranquilidad y luz” y que esta muestra permite al visitante recorrer 50 años de arte a través de la singular mirada de un artista “muy completo”. Lars Petter Amundsen, quien valoró que para hacer posible esta muestra se han restaurado algunas de las obras presentes en ella por parte del equipo de restauración de TEA, adelantó que el creador sueco sigue creando en su casa y que sus obras con los años se han vuelto más figurativas.

Mientras que el propio artista, tras dar las gracias por esta muestra, reconoció estar muy satisfecho con todo el trabajo que se ha realizado para Pájaros. “Me gusta mucho el montaje”, indicó Per Lillieström. “Después de 60 años en la Isla, esta exposición ahora es como un regalo para mí. Qué puedo decir: Gracias”, dijo el artista quien en sus pinturas siempre ha dejado constancia de su profunda preocupación por la naturaleza y la destrucción de la misma.

En sus obras, Per Lillieström insiste en volver una y otra vez sobre la imagen del Charrán Ártico o Sterna Paradisea, ave célebre por realizar la mayor migración estacional conocida del reino animal. Cada año el ansia viajera de este pájaro, le conduce de un extremo al otro del planeta persiguiendo, incansablemente, los aires cálidos del verano. El nombre “sterna” recuerda la palabra “stjärna” (estrella, en lengua sueca) quizás por las curiosas formas luminosas que adoptan estas aves durante su vuelo en las alturas evocando estrellas en el cielo.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario