Sin categorizar

‘Ecos’ del tinerfeño Víctor Conde, finalista al premio Celsius a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía. Por Eduardo García Rojas

* Ecos (Sportula) del escritor Víctor Conde, pseudónimo tras el que se encuentra Alfredo Moreno Santana (Santa Cruz de Tenerife, 1973 ) ha resultado finalista junto a Croatoan, de José Carlos Somoza (Stella Maris); y Nos mienten, de Eduardo Vaquerizo (Fantascy) al premio a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía.

Ecos es la última incursión del escritor tinerfeño en la space opera peor no entra dentro de la cronología de su Metaverso ya que se desarrolla en un universo distinto. En la historia se mezcla aventura con teorías sobre la transmisión holística del lenguaje y el autor presta mucho cuidado al desarrollo de personajes desde que son niños hasta su edad madura.

El nombre del ganador se hará público en  la vigésimo novena Semana Negra de Gijón, que tendrá lugar del 8 al 17 de julio en los terrenos del antiguo astillero Naval Gijón, el mismo lugar en el que se han realizado las cuatro ediciones anteriores. Además de las presentaciones de libros, exposiciones, conferencias y debates, se entregarán como ya es tradicional los premios que identifican y reconocen a los mejores autores de género del año pasado.

Y estos son los finalistas en sus diversas categorías:

Premio Dashiel Hammett a la mejor novela de género negro publicada en el 2015:

Gatas salvajes, de Julián Ibáñez (Cuadernos del Laberinto); A tumba abierta, de Raúl Argemí (Navona); Subsuelo, de Marcelo Luján (Salto de Página); La conspiración de los mediocres, de Ernesto Mallo (Siruela) y Parecido a un asesinato, de Juan Bolea (Martínez Roca).

Premio Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela de género negro:

Hambre a borbotones, de Alber Vázquez (Expediciones Polares); Dolores o la inutilidad de todo, de Ignacio Borel (Emergencia Narrativa); Ángulo muerto, de Jordi Juan (Edaf) y La vida te matará, de Rafa Calatayud (Alrevés).

Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro:

La conexión Bogotá de Nahuel Gallotta (Ediciones del Empedrado); Todos naúfragos, de Ramón Lobo (Ediciones B) y Mañana cuando me maten, de Carlos Fonseca (La Esfera de los Libros).

Premio Espartaco a la mejor novela histórica:

La ruidosa marcha de los mudos, de Juan Álvarez (Seix Barral); Los jugadores, de Carlos Fortea (Nocturna); y Balbo, de León Arsenal (La Esfera de los Libros).

* El escritor Alberto Vázquez Figueroa avanza en una entrevista que publica Diario de Avisos que su próxima novela lleva el título de La barbarie, una obra, reconoce su autor, que se trata de un alegato periodístico “tras los atentados de París, que coinciden con los de Bruselas.”

Saludos, viento, sol, azul firmamento, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario