SOCIEDAD

Alcaldes del Sur piden que el Punto de Encuentro Familiar comarcal esté en Arona

EBFNoticias.- La reunión de trabajo de los alcaldes y alcaldesas del Sur, que tuvo lugar el pasado viernes en Granadilla de Abona, incluyó como punto del orden del día el apoyo a la propuesta del Ayuntamiento de Arona para implantar un Punto de Encuentro Familiar (PEF) en el municipio y con servicio para toda la comarca. Los mandatarios presentes de Adeje, Arico, Guía de Isora, Santiago del Teide, Vilaflor y San Miguel ratificaron la propuesta del alcalde aronero, José Julián Mena, y se comprometieron a cofinanciar la rehabilitación de la sede que albergará este servicio, prevista en Los Cristianos, para que “comience a funcionar lo antes posible, esperamos que este año, porque hablamos de los derechos de miles de menores y nos consta que muchísimas familias del Sur esperan por una prestación que solo existe en Santa Cruz y en La Orotava”, señalo Mena.

El viceconsejero de Justicia del Gobierno de Canarias, Francisco Manuel Fajardo, y la directora general de Relaciones con la Administración de Justicia del Gobierno de Canarias, Lourdes Quesada, ya habían mantenido una reunión (el pasado febrero) con el alcalde Arona para promover la creación de este PEF de ámbito comarcal, que «es una necesidad real y manifiesta». Entonces, se acordó mantener este encuentro de trabajo con los alcaldes y alcaldesas de la comarca Sur, así como otras reuniones con el Cabildo y el Gobierno de Canarias para concretar la creación de este recurso.

La iniciativa cuenta con el apoyo expreso del viceconsejero, quien hizo una valoración positiva de la sensibilidad de Arona en cuanto a la creación del PEF y la plena predisposición de la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias para implantar este servicio en el sur de Tenerife, que entra en la política de promoción de la red de puntos de encuentro familiar de ámbito regional.
«Esta propuesta ha sido testada previamente con los operadores jurídicos, que están totalmente de acuerdo en la necesidad de la creación de este PEF para el sur de la Isla», señaló el viceconsejero, quien consideró ya entonces que «creemos que la idea que lidera el alcalde de Arona será bien acogida por el resto de municipios de la comarca y el Cabildo de Tenerife”.

En Tenerife existen, en la actualidad, dos PEF, ubicados en Santa Cruz de Tenerife y en La Orotava, por lo que el Sur carece de este servicio, que es uno de los pilares del sistema de la Mediación Familiar en las Islas. Como señala el Gobierno de Canarias, son espacios neutrales que favorecen las relaciones de los menores con sus padres en situaciones de conflicto familiar.

Muchas personas de la comarca están actualmente en lista de espera para ser atendidas en los de Santa Cruz o La Orotava. Como ejemplo de la notable demanda de este servicio, el año pasado se facilitaron más de 8.000 encuentros a usuarios remitidos desde los diferentes juzgados por un auto judicial.

José Julián Mena defendió que “es una necesidad social porque hablamos de casos en los que se hace necesaria la intervención de la Administración, y es una necesidad real y manifiesta, porque la falta de este recurso convierte a los menores en víctimas del proceso”.
Así, recordó que “la protección del menor es la clave de una iniciativa que también busca mitigar el esfuerzo que hacen tantas familias para desplazarse al otro lado de la Isla, porque no debemos olvidar que en gran medida esto emana de decisiones judiciales que se toman en los juzgados de Arona y Granadilla. Estamos convencidos de que debe ser una opción comarcal para ser más eficientes”.

La finalidad del punto de encuentro familiar es garantizar la seguridad y el bienestar del menor, una alternativa de intervención temporal orientada a la normalización del régimen de visitas hasta que desaparezcan las circunstancias personales que motivaron la necesidad de este recurso.

Los casos que son atendidos en el PEF son derivados por los juzgados a través de una resolución judicial. Este servicio busca facilitar el encuentro del menor con el progenitor no custodio o la familia biológica en un espacio neutral, garantizando los intereses de los menores en situación de conflicto, y facilitar orientación profesional para la mejora de las relaciones paternofiliales.

En el PEF se pretende garantizar que el cumplimiento del régimen de visitas no suponga una amenaza para la seguridad del menor o de la parte más vulnerable, evitando, por un lado, los sentimientos de desprotección y abandono de los menores y, por otro, las manipulaciones y conflictos entre las familias delante de los menores.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario