FIRMAS

En política con estar no es suficiente. Por Antonio Alarcó

En la vida como en política no es suficiente con solo estar y desgraciadamente es algo muy frecuente. Necesitamos entre todos hacer y fomentar una sociedad participativa (si no participas no te quejas). Y todo esto viene a cuento por los hechos ocurridos  y que nos sonrojan y avergüenzan a la gente bien nacida. Nos referimos tristes acontecimientos como los acaecidos en Madrid con los titiriteros que en sus actuaciones para niños, la pornografía y la violencia “campaban por sus respetos”, u otra serie de acontecimientos similares (Cádiz) que están a la orden del día.

La política tiene que ser algo muy serio, donde principalmente las personas son los que hacen a los cargos y no los cargos a las personas. Por eso, no es suficiente con estar y el manejo de la rutina no debe tener cabida en la actividad diaria y sí dedicarse con responsabilidad a analizar todos los temas.

Salvando las diferencias y ya hablando de nuestro entorno, salta a la luz el polémico show de Wismichu en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, donde a bombo y platillo se presentan en los medios de comunicación e internet con el rimbombante título de ser uno de los “youtober nacionales, más seguidos en las redes”, algo que con una simple observación de lo que representan son tiene un pase.

Una vez más, la polémica estalla en los medios de comunicación cuando los padres e hijos asistentes denuncian un espectáculo de contenido sexual, denigrante, agresivo y obsceno, de vocabulario soez y mucho más grave, que incita a la pederastia.

Si lo anterior es grave, peor es la justificación que algunos intentan dar, y además presumiendo de ser “trending topic” o que la productora del youtober asegure que el espectáculo está calificado para mayores dieciséis años. Acontecimientos como este cuanto más visto, peor. De fortaleza pasa a una gran debilidad.

Un acontecimiento como este, programado con tanto tiempo de antelación los responsables deberían tener conocimiento del tipo de actividad desarrollada en el mismo y de esta forma evitar problemas mayores, en las que para algunos puede ser irreversibles.

Una actividad lúdica que tiene que ir encaminada a educar, divertir y entretener no puede acabar en la Fiscalía de Menores y ser la noticia más importante de los periódicos locales y de algunos nacionales. Quizás el intento de superprogramar actividades aumenta las posibilidades de que ocurran acontecimientos como este.

De ahí el título de esta colaboración semanal, en política con estar no es suficiente y por ello hay que asumir con mucha “vigilancia” la actividad pública. En un momento, en donde en el modelo de sociedad se cuestionan los principios básicos de comportamiento colectivo y la actividad política se valora a niveles mínimos, acontecimientos de este tipo solo vienen a enturbiar más la situación.

A pesar de todo seguimos creyendo que “la política con mayúsculas”, es la actividad más bonita que una persona puede hacer de forma voluntaria, pues el fin último es dedicarse a servir a los demás sin esperar nada a cambio más que la satisfacción del deber cumplido. El resto sobra.

Cuando la política por actuaciones directas o indirectas se daña, se puede herir a sentimientos y dejar de ser referencia de soluciones, y así pasar de círculos virtuosos a  círculos viciosos de difícil salida.

En temas de educación y sentimientos, nada es baladí. En política no solo vale con estar.

*Senador por Tenerife.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario