FIRMAS Marisol Ayala

En Canarias 200 familias han acogido a niños desamparados. Por Marisol Ayala

Se trata de menores cuyos padres biológicos carecen de medios

para atenderlos y los ceden temporalmente a familias ajenas.

La Asociación Canaria de Familia Acogentes (ASFACA) agrupa a personas que teniendo su vida familiar perfectamente ordenada no han dudado en abrir las puertas de sus casas a niños de 1-18 años en situación de desamparo y cuyos padres, por mil razones, desde precariedad económica, drogas, prostitución, enfermedades y otras, no pueden atenderles. Los quieren pero carecen de medios o de un mínimo orden familiar. En esa situación amarga es cuando los padres biológicos deciden dar el paso, doloroso y generoso a la vez, de pedirle a la administración que ampare a sus hijos de forma temporal, hasta que sus vidas se reconduzcan. O no.

Y es ahí cuando aparecen las familias acogentes de Canarias que en los cuatro años que llevan de actividad le han dado cobijo a unos 200 niños, menores que pasan a convivir con sus “nuevos padres” pero teniendo claro ambas partes que se trata de una situación temporal. El niño amparado verá a sus padres biológicos con los que mantienen una relación de cercanía, una relación administrativa que finalizará cuando Menores valore si la situación de los padres biológicos ha mejorado. De lo contrario el niño podrá seguir con la familia ajena o cedidos pero en adopción. Los menos.

Evaristo Quintana, Marisol Ayala, Eva Pérez y Francisco Oliva, estos últimos de la ASFACA, en la cadena Ser

Evaristo Quintana, Marisol Ayala, Eva Pérez y Francisco Oliva, 
estos últimos de la ASFACA, en la cadena Ser

El martes entrevistamos en la cadena Ser en nuestra Crónica en Blanco y Negro a Francisco Oliva y a Eva Pérez, presidente y vicepresidenta de la asociación quienes relataron aspectos desconocidos de una realidad social que se nos escapa. El compromiso social de esta gente y de tantos otros padres acogentes de Canarias sorprende y gratifica. Menores les paga 450 euros al mes por cada niño, una cantidad escasa para quienes asumen una responsabilidad que no tiene precio. Menores, además, oculta a los padres acogentes el historial de los niños, es decir, sus problemas, los conflictos familiares que llevan a cuestas etc., lo que ha propiciado que en algún paso hayan tenido que ser devueltos a los centros por falta de adaptación.

Lo mejor será que ustedes escuchen la entrevista y saquen propias conclusiones, en el siguiente audio:

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario