FIRMAS Juan Velarde

Las hienas más mamarrachas defecan nuevamente con Marc Márquez y familia. Por Juan Velarde

Son dos jetas de mucho cuidado.  Stefano Corti y Alessandro Onnis han vuelto a ejercer su papel de hienas, con un punto cobardica y mendaz, al largar la Traviata en Italia para explicar lo sucedido en la casa de Marc Márquez.

Dicen este par de bergantes que su intención era la de ir al encuentro de Marc para hacerle entrega de un trofeo que ellos denominan ‘Copa di Minchia’, de muy mal gusto por cierto. Aseguran que se encontraron con la familia Márquez en la calle y no en el interior del domicilio. Saludaron a Marc y hacen entrega de la Copa al hermano de Marc, Àlex, que o bien la deja caer o bien se le cae de las manos y ésta se rompe.

Según estos dos caraduras de ‘La lene’ Àlex Márquez agrede al operador del programa de TV Francesco, y posteriormente se produce un forcejeo entre ambas partes, en el que, siempre según la versión italiana, el padre de Marc inmoviliza por el codo a uno de los periodistas, hasta que llegan los Mossos d’Esquadra.

En teoría, de todas estas acciones no hay imágenes porque aseguran que les requisaron las cámaras, pero sí un audio, en el que, entre otras cosas se escucha al padre de Marc: “Quién graba esto. Tú por qué has venido aquí sin permiso para grabar. Esto es para meter mierda. ¿Para quién es?”, y al responderle que para Italia, responde de nuevo el padre de Marc: “vivís de la porquería”. Frase más que acertada para definir a dos mierdas que no deberían salir de su hábitat natural, un retrete, hasta que pase el Gran Premio de Valencia de Moto GP, más que nada para que no vayan a acercarse al podio a armar otra mamarrachada de marca mayor.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario