Canarias Moda SOCIEDAD

MODA. Las novias se reinventan en Feboda. Por Mónica Ledesma

Los diseñadores de Amarca junto a sus modelos en la pasada edición de Feboda. / Foto: David Domínguez.

EBFNoticias/ Mónica Ledesma.- Novias clásicas, seductoras, románticas, suntuosas, brillantes, mágicas. Novias que reinventan la costura clásica pero que también apuestan por el color, las transparencias, los guiños al calado canario, los lazos o los detalles en pedrería. Tardes de novias y noches de fiesta que han protagonizado la ‘white carpet’ más exclusiva de Feboda, una pasarela que, en esta edición, se ha acortado en firmas participantes pero que ha sido intensa en cuanto a propuestas.

Un fin de semana de lluvia y glamour que ha desfilado bajo el sello de Sedomir Rodríguez de la Sierra, Leo Martínez, Javilar y Diseños Amarca, las únicas firmas de Tenerife Moda que han subido este año a la pasarela de la undécima edición de la feria de bodas y celebraciones, escaparate de fiesta que ayer cerró sus puertas en el Recinto Ferial.

Este año, Feboda ha contado con más de 100 empresas participantes, pero la alerta por el temporal ha jugado en contra ante la poca asistencia de público registrada en estos tres días de exhibición, unas jornadas que contaron como reclamo con una pasarela de Tenerife Moda, dirigida por los diseñadores Marco y María (M&M), que en esta ocasión ha cambiado su línea habitual para abandonar la caja negra -la infraestructura que ha sido sede de anteriores pases- para integrarse en el propio espacio de feria. Un recorrido más corto pero abierto a todos los asistentes, que ha estado presidido por una pantalla LED en la cual se han ido reproducido vídeos del resto de empresas adscritas al colectivo que, a pesar de no subir a desfilar, contaron con stand de venta.

Las firmas Diseños Amarca, Sedomir Rodríguez de la Sierra, Leo Martínez y Javilar presentan sus colecciones 2016 en la pasarela del Recinto Ferial

Diseños Amarca. / Foto: Carlos M. Anglés.
Diseños Amarca. / Foto: Carlos M. Anglés.

Diseños Amarca

Diseños Amarca fue la encargada de abrir y cerrar las dos jornadas de desfiles nupciales en Feboda. Pasarela repleta de sofisticación y belleza que se inspira en la época victoriana para homenajear entre costuras a una sensual ‘Belladona’, la cual da nombre a la nueva colección 2016. Vestidos con aires vintage, aunque con toques contemporáneos y modernos, que los diseñadores Sergio López e Itahisa García bordan de detalles florales y pedrería.

Prototipos trabajados en tejidos tan dispares como tul de seda o chantilly, que se entremezclan con otros más rígidos como mikados y sedas naturales, para dar forma a cuerpos ablusados y mangas farol que se estrechan hasta la muñeca creando glamour entre encajes y entredoses con cuellos altos y chaquetas largas. Moda de ceremonia que toma como referencia la ostentación del barroco para otorgar fuerza y actitud a la mujer del siglo XXI. Trajes en versión larga y corta que, en esta ocasión, se complementarán con una nueva apuesta de la firma, los pantalones.

Diseños Amarca. / Foto: Carlos M. Anglés.
Diseños Amarca. / Foto: Carlos M. Anglés.
Diseños Amarca. / Foto: Carlos M. Anglés.
Diseños Amarca. / Foto: Carlos M. Anglés.

Novias clásicas, con sensuales escotes, que siluetean la figura femenina entre detalles para huir de largas colas y apostar por la comodidad más elegante. Juego de volúmenes sugerentes en los que se conjugan tejidos tan dispares como el tul de seda, encajes de chantilly francés o mikados que crean volumetrías sugerentes en las que las transparencias ponen el toque más sensual. Vestidos de ensueño que abarcan una paleta de color que va desde los corales, rosas y marsalas hasta el oro, el marfil o el blanco roto.

Sedomir Rodríguez de la Sierra. / Foto: David Domínguez.
Sedomir Rodríguez de la Sierra. / Foto: David Domínguez.

Sedomir Rodríguez de la Sierra

Sedomir Rodríguez de la Sierra fue el encargado de abrir los desfiles en la tarde del viernes, presentando su nueva colección femenina en la que propone una mujer sofisticada que apuesta por el color. Estructuras limpias y minuciosos acabados dan vida a las tres líneas de la firma para 2016, en la que novias e invitadas rememoran a las divas de los años 40 y 50, más sensuales y femeninas.

Reminiscencias al ‘new look’ de Dior con faldas a la altura de la rodilla en las que se rescata el cancan de tul para crear volúmenes perfectos, todo junto a la opulencia de detalles que se entrelazan al cuerpo femenino para construir siluetas que se visten con tejidos delicados como la seda salvaje, el crepé de raso, mikados, pata de gallo o el encaje de chantilly.

Sedomir Rodríguez. /Foto: Carlos M. Anglés.
Sedomir Rodríguez. /Foto: Carlos M. Anglés.
Sedomir Rodríguez. / Foto: Carlos M. Anglés.
Sedomir Rodríguez. / Foto: Carlos M. Anglés.

Amor entre costuras que se borda en una paleta en la que predominan el granate, lila, azul navy y champagne, tonos que se degradan desde el negro hasta el rosa empolvado hasta llegar al blanco roto para revivir a la novia más clásica. Cinturas ajustadas, cuerpos ceñidos, espaldas abiertas, incrustaciones artesanales de pedrería y pronunciados escotes conforman la belleza de una mujer moderna y sensual, en la que el diseñador se ha inspirado para rendir su peculiar homenaje a la alta costura parisina.

Leo Martínez. / Foto: David Domínguez.
Leo Martínez. / Foto: David Domínguez.

Leo Martínez

Leo Martínez fue el encargado de cerrar el primer día de pasarela nupcial con su propuesta‘ En silencio’. Una colección que, ya en su avance durante las Jornadas Profesionales de la Moda de Tenerife, enamoró al público, pero que en el marco de Feboda ha ampliado con nuevos prototipos más centrados en novia. Una apuesta seductora en la que vestidos joya, inspirados en la elegancia atemporal, aparentemente sencillos, pero repletos de detalles son los encargados de envolver a la mujer de magia y brillo.

En un blanco impoluto, el diseñador viste el cuerpo femenino de líneas puras y limpias, apostando por tejidos sobrios como la seda, las gasas, el crepé y el tul que adorna con cristales, canutillos de lentejuelas, plumas y encajes bordados. Largos vestidos para esas novias boho o ibicencas que se cubren de transparencias entre encajes bordados y que contrastan con la pomposidad del estilo princesa, en el que corpiños de pedrería y faldas armadas entre capas de tul hacen un guiño al vestuario del musical ‘Evita’ del que ha sido artífice.

Leo Martínez. / Foto: Carlos M. Anglés.
Leo Martínez. / Foto: Carlos M. Anglés.
Leo Martínez. / Foto: Carlos M. Anglés.
Leo Martínez. / Foto: Carlos M. Anglés.

El diseñador tinerfeño, que ha abandonado el Carnaval para dedicarse de lleno a la Alta Costura, centra su primera gran colección en un patronaje delicado y exquisito, en el que también priman cortes masculinos con pinceladas hiperfemeninas. Espectacular fusión que se traduce, asimismo, en pantalones fluidos de cintura alta, escotes de vértigo o el tándem falda y crop top, muy en tendencia. Sensual delicadeza llevada a su máximo exponente.

Javilar. / Foto: Carlos M. Anglés.
Javilar. / Foto: Carlos M. Anglés.

Javilar

La firma Javilar, por su parte, puso la nota de candidez a los desfiles del sábado, último día de la pasarela, con la presentación de sus dos nuevas colecciones infantil y mujer. La marca tinerfeña abrió la jornada con su línea de comunión, ceremonia y bautizo 2016, la cual lleva por título ‘The garden of aromas’, en la que la diseñadora Felipa Rodríguez reestructura el vestido de Primera Comunión para impregnarlo de  inspiración romántica y aires boho. Tejidos cálidos que, en base a mikados, tules, organzas, puntillas de seda o flores mezcladas en gasas, centra su paleta de color más allá del blanco roto, combinando con tonos pasteles, verdes, champagne y lavanda. Mientras, para los niños, el traje de chaqueta con camisa de lino de cuello mao, o la comodidad de la bermuda forman parte de la indumentaria más elegante a pequeña escala.

Igualmente, Javilar aprovechó para mostrar un avance de su nueva colección femenina, ‘Yes, I do’, en la que los vestidos para invitadas hacen un guiño a las coquetas pin-up, con faldas volumétricas a la altura de la rodilla y cuerpos ajustados, en los que predominan los tonos negros y rojos, para pasar a los conjuntos de blusa y pantalón o a los largos trajes que ciñen siluetas para recrearse en ondulados volantes a la espalda.

Javilar. / Foto: Carlos M. Anglés.
Javilar. / Foto: Carlos M. Anglés.
Javilar. / Foto: Carlos M.Anglés.
Javilar. / Foto: Carlos M.Anglés.

Trajes de ceremonia que dieron paso a las novias más modernas en base a pantalones de talle alto que se adornan de grandes lazadas a modo de cola o se complementan con chaquetas con capucha ribeteadas en rojo para darle un toque de luz al color marfil. Igualmente, la firma no se aleja del estilo más tradicional y propone vestidos de corte princesa que se bordan en cuerpos superiores y espaldas de artesanía entre puntadas. Una apuesta por recuperar las tradiciones del calado canario en unas prendas diferentes y únicas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario