FIRMAS Juan Velarde

‘Sálvame Deluxe’ (Telecinco): la descomposición televisiva de Paolo Vasile. Por Juan Velarde

Ya es oficial. Paolo Vasile, máximo rector de Mediaset en España, está sopesando muy en serio dinamitar de una vez por todas uno de los programa emblemas de la cadena Telecinco. El ‘Sálvame Deluxe’ ha pasado de ser la niña bonita al quebradero de cabeza del último mes y medio. El espacio invencible de la noche de los viernes es, en la actualidad, el contenedor (en muchas ocasiones de mierda auténticamente putrefacta) de lo más zafio y subversivo que uno puede encontrar en la pequeña pantalla, toda una suerte de mercadillo del todo a 100, pero con más defectos que la democracia en Corea del Norte.

Fíjense si la bazofia que se emite en el cortijo de Jorge Javier Vázquez es tan repulsiva que la audiencia lleva cinco semanas prefiriendo al sosomán de Arturo Valls con ‘Tu cara me suena’, en Antena 3, un espacio de imitaciones musicales, que tampoco es que haya descubierto la pólvora, pero al menos entretiene a quienes deciden quedarse en casa viendo la televisión y pueden irse a la cama con una sonrisa. En cambio, con ‘Sálvame Deluxe’ acaban yéndose a dormir con el riesgo de tener pesadillas en las que salga una Belén Esteban con siete cabezas o los amantes cubanos de todo el plantel de petardas comentaristas que tiene el programita.

Fíjense ustedes si el programa de Telecinco ha tocado fondo que por mucho que han echado la casa por la ventana en cuestión de montajes, el público ya no pica. Da igual que les vendas que tienes en exclusiva a la mamá biológica de Chabelita, a una caradura llamada Roxana Luque; que tengas otra con el exalcalde de Marbella, el chorizo y corrupto de Julián Muñoz, ex de otra mangante como Isabel Pantoja o tengas en el plató al supuesto amante caribeño de Lydia Lozano, un tal Amable (o mamable, por lo que contó en el último ‘Deluxe), el personal no pasa una más, se han hartado de un programa donde la estrategia era tan sencilla como el mecanismo de un chupete, se cogía a un colaborador, se le buscaba una trama y a explotarla hasta la saciedad.

Ahora mismo, daría igual que nos cuenten que Belén Esteban ha vuelto a recaer en las drogas o que se ha hecho lesbiana. ‘Sálvame Deluxe’ ya no remonta y, aunque a Paolo Vasile le cueste reconocer la derrota, acabará más pronto que tarde fuera de la parrilla de Telecinco. ¿Un posible futuro? Mandarlo a Cuatro para que haga compañía a ‘Un tiempo nuevo’.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario