FIRMAS Marisol Ayala

Menos lazos rosas y más y mejores tratamientos. Por Marisol Ayala

En España, cada año se diagnostican 26.000 casos de cáncer de mama una cifra que representa casi el 30% de todos los tumores en el sexo femenino detectados en el país.

Cada vez son más las mujeres con cáncer de mama que reniegan de la rosificación que ha rodeado a esta enfermedad y del marketing que les acompaña en días como hoy, 19 de octubre, que se celebra el Día Internacional contra el Cáncer de Mama. Si han evolucionado los tratamientos médicos quieren que también evolucionen las campañas que vinculan un lazo rosa con el cáncer de mama.
Hoy es pues una fecha clave para recordar que los tumores malignos en estas zonas del cuerpo son el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, sin tener en cuenta los cánceres de piel o melanomas. En España, cada año se diagnostican 26.000 casos, una cifra que representa casi el 30% de todos los tumores en sexo femenino detectados en el país.

Además, el cáncer de mama es más común en determinadas zonas del territorio. Así, Cataluña es la región que más diagnósticos acumula, con una incidencia de 83,9 casos por cada 100.000 habitantes. La cifra resulta alarmante si se tiene en cuenta que la media nacional está ubicada en 50,9 pacientes por cada 100.000 habitantes. A pesar de estos datos, España no es el país con más diagnósticos registrados, pues Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, Bélgica, Francia o Suiza los superan.

mama
Los expertos apuntan como causas de un mayor número de casos y de tasa de incidencia al imparable envejecimiento de la población y la cada vez más desarrollada detección precoz. Identificar el cáncer de mama cuanto antes resulta fundamental, puesto que las posibilidades de curación cuando los tumores se detectan en su etapa inicial son casi del 100%. Para localizar las células cancerosas, es importante someterse periódicamente a mamografías, unas técnicas no invasivas que pueden detectar lesiones en la mama incluso dos años antes de que sean palpables.

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), aproximadamente a la mitad de las pacientes es necesario extirparles la mama en su proceso de tratamiento. En otros casos, la quimioterapia, la radioterapia o incluso cirugías más conservadoras (que permiten extirpar el tumor conservando el pecho) son suficientes. La SECPRE también denuncia que sólo el 30% de las mujeres mastectomizadas (unas 4.800) son operadas para la reconstrucción del pecho y apenas 1.900 (un 40%) son operadas inmediatamente (es decir, en una misma cirugía se les extirpa la mama y se les implanta una prótesis de silicona). Esta reconstrucción inmediata es la preferible en la mayoría de casos (en otros no es médicamente posible) porque la mujer no llega a vivir el trauma de verse sin uno o ambos pechos.

¿Qué hay que mejorar?

En este punto coinciden las reivindicaciones de pacientes y profesionales: una atención homogénea en toda España y una cartera de servicios común (que no dependa de cada comunidad o incluso de cada hospital), que las mujeres estén en manos de equipos multidisciplinares, que se suministre a la paciente información exahustiva y rigurosa sobre su cáncer, que se refuerce la investigación para que cada vez más mujeres (y no sólo las jóvenes) puedan participar en ensayos clínicos y que se individualice el tratamiento para que cada una reciba la terapia más adecuada a sus características. Además, como llevan algunos años reclamando las asociaciones, hay que evitar que la enfermedad saque a las mujeres del mercado laboral.

Aunque hay muchos factores de riesgo para esta enfermedad (como el propio hecho de ser mujer, la edad, factores familiares y hormonales…), sí hay ciertos cambios en el estilo de vida que pueden reducir las probabilidades de desarrollar la enfermedad. Hacer ejercicio físico, evitar el sedentarismo, la obesidad o el tabaco o consumir aceite de oliva virgen extra son algunas de esas ‘recetas preventivas’ (que no infalibles).

Este lunes, 19 de octubre, se celebra el Día Internacional contra el Cáncer de Mama. Una fecha clave para recordar que los tumores malignos en estas zonas del cuerpo son el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, sin tener en cuenta los cánceres de piel o melanomas. En España, cada año se diagnostican 26.000 casos, una cifra que representa casi el 30% de todos los tumores en sexo femenino detectados en el país.

Los expertos apuntan como causas de un mayor número de casos y de tasa de incidencia al imparable envejecimiento de la población y la cada vez más desarrollada detección precoz. Identificar el cáncer de mama cuanto antes resulta fundamental, puesto que las posibilidades de curación cuando los tumores se detectan en su etapa inicial son casi del 100%. Para localizar las células cancerosas, es importante someterse periódicamente a mamografías, unas técnicas no invasivas que pueden detectar lesiones en la mama incluso dos años antes de que sean palpables.

Los hombres también lo sufren.

Estos procedimientos de detección son muy importantes: una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama a lo lago de su vida, por lo que la atención médica continuada resulta fundamental si se quiere atajar el tumor cuanto antes. Y no solo en mujeres. Este tipo de cáncer, aunque es mucho más frecuente en el sector femenino, también está presente entre los hombres, con un porcentaje de incidencia de menos del 1% de todos los cánceres de mama.

Pinchando AQUÍ, pueden acceder a la página de Facebook “Besos con sal, apoyo en la lucha contra el cáncer de mama”

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario