Sin categorizar

¡Larga vida a Periplo! (y 3). Por Eduardo García Rojas

África fue el gran protagonista de las sesiones del viernes. Aunque previamente se habló de turismo y de cine rodado en Canarias con Luis Roca y de periodismo y sobre el arte de la entrevista con el periodista y escritor portuense Juan Cruz.

El aliento africano vino dado con la charla a Boubacar Boris Diop, un escritor senegalés que tras haber escrito casi toda su vida en francés, hoy continúa con su actividad literaria pero en wolof. En wolof está escrita su novela más reciente, El libro de los secretos (Almuzara) que presentó en Periplo, mientras hablaba también sobre la importancia de la memoria y los vínculos entre generaciones.

Mamadou Dia habló también de África al día siguiente, sábado, aunque desde la perspectiva de quienes apostaron por buscar un mundo mejor en cayuco dejando atrás su hogar. Esta experiencia la recoge en el libro 3.052. Persiguiendo un sueño, donde relata cómo llegó a Canarias en una de estas embarcaciones  hasta que, tras muchas vicisitudes, se estableció en España y en la actualidad coordina una ONG en su país, Senegal.

Por la tarde, Javier Reverte y Paco Nadal sostuvieron un diálogo sobre sus viajes por África y se dio paso a la luz poética con  Antonio Hernández, Premio Nacional de Literatura y Nacional de la Crítica, quien habló pero sobre todo recitó poesía en la atractiva entrevista que sostuvo con su amigo Javier Reverte.

El mismo Reverte habló de uno de sus últimos libros de viaje, Canta Irlanda, en Periplo. Irlanda, dijo el autor de la novela El tiempo de los héroes, “es un país que me fascina”, y esta fascinación se refleja en una obra en la que geografía y paisaje humano, pero sobre todo literatura transita en cada una de sus páginas.

Finalmente, y en un sábado cargado de actividades viajeras, el periodista Nicolás Castellano habló sobre periodismo y migraciones forzadas en otra de las intervenciones que contaron con más que el aplauso, la ovación del público asistente.

Se creó como una atmósfera que invitaba a prestar atención al drama que desgranaba Castellano. En ocasiones con un lenguaje duro, que obligó a más de uno del público a levantarse y salir de la carpa porque la verdad en ocasiones duele. Y lo que narraba el periodista además de doler ponía la piel de gallina aunque estimulaba someterse a un baño de humildad y a que todos los presentes se tomaran muy en serio una tragedia que provoca tantos muertos en los mares que bañan las costas de los países del primer mundo.

El periplo de Periplo, el Festival Internacional de Viajes y Aventuras del Puerto de la Cruz tocó a su fin el domingo 11 de octubre con las intervenciones de Patricia Almarcegui y Paco Nadal.

Patricia Almarcegui, que es escritora y una viajera infatigable, aunque seamos conscientes que lo de “infatigable” levanta ronchas a Javier Reverte, habló sobre Las mujeres viajeras. Experiencia como viajera a Oriente. Acompañó su charla con una serie de imágenes tomadas en Irán, y se preocupó muy mucho por desmontar los vicios y prejuicios que en Occidente se ha generado en torno a este país del que, afortunadamente, cada vez se sabe más.

La intervención de Paco Nadal fue como ver uno de sus vídeos de viaje pero con su protagonista interpretarlo en carne y hueso.

Nadal es un hombre muy extrovertido, y como todo extrovertido tiene algo de oso polar. Y cuando se escribe lo de oso polar no se refiere solo al tono de su voz, un vozarrón que seguro que se escucha en las cuatro esquinas de los lugares que visita y que registra con su cámara y describe con palabras en su blog.

Por eso, y como comentó una señora del público cuando finalizó el acto, en distancias cortas es imposible “odiar” a Paco Nadal.

La tercera edición de Periplo finaliza con nota muy alta e imagino que con la mirada puesta en su cuarto capítulo que, si los dioses acompañan, tendrá lugar en septiembre u octubre del próximo año.

Atrás quedan siete días muy intensos y supongo que ocasionalmente frenéticos para la organización pero el Festival ha salido redondo lo que obliga a concluir esta crónica de urgencia del mismo modo como concluyó Antonio Lozano la edición del año pasado:

“¡Larga vida a Periplo!”

Saludos, ¿nos vamos de viaje?, desde este lado del ordenador.

(*) En la imagen que ilustra este post el periodista y escritor Javier Reverte. La fotografía es de Juan García Cruz

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario