CANCIÓN A QUEMARROPA. ‘Bon voyage’

Oct 16, 2015 Sin comentarios por

EBFNoticias/Héctor Martin.- Hoy cambiamos nuestro habitual programa de radio por cuatro críticas/recomendaciones. Cuatro maneras muy diferentes de entender la música pero totalmente complementarias. Un viaje desde Canarias a Barcelona y de Cuba o Madrid a New Orleans ¿Qué mejor manera de transportarnos? Tomen asiento en nuestra compañía aérea y relájense. Consigan cualquiera de estos excelentes discos que desgranamos convenientemente ¡El programa de radio regresará la próxima semana con renovadas fuerzas!

‘Timples y otras pequeñas guitarras del mundo’ ( Jeito / Multitrack, 2015) Exquisito sabor canario en este disco que compila el hacer de cuatro de las primeras espadas del timple del archipiélago. Germán López, Althay Páez, Beselch Rodríguez y Yone Rodríguez han paseado su labor por las siete islas intercambiándose instrumentos como el mismo timple, el contra, el ukelele, el charango, el contrabajo (del que se ocupa Leandro Ojeda), el cavaquinho y algunos más. Un viaje a las músicas que parte del folk canario combinado con Michael Jackson y que transita a través del swing, el tango de Piazzolla y a Brasil (especialmente mágica resulta la conexión entre ‘Aquarela do Brazil’ y el ‘Brazileirinho’ de Waldir Azevedo. Un canto a la universalidad desde Canarias que pone al pequeño instrumento de cuerda en otro nivel y acompañado de otros con los que se asocia divinamente. Felicidades y esperamos más proyectos como éste.

Sabina Witt – ‘Chiquilladas pintorescas’ – Basado en la obra literaria y musical de Erik Satie- (Jazz Granollers Records, 2015) Bravo por este buceo en el trabajo de Erik Satie por parte de Sabina Witt. La cantante residente en Barcelona adapta y musicaliza la obra del francés y ya nos lo advierte en el libreto, ‘las estructuras de los poemas han sido tratadas con la libertad necesaria para que confluyan texto y música’. Y hay que señalar que le ha salido una obra redonda. En este pintoresco, nunca mejor dicho, disco Witt consigue unas atmósferas excelentes gracias a su particular forma de adaptar, su fina voz y a los grandes músicos que la acompañan. A saber, Natsuko Sugao, trompeta y flughel, Joel Moreno, a la guitarra, Oriol Roca, contrabajo y Santi Colomer, batería. Es desplazar el disco en el reproductor y ponernos a soñar, a gozar con la música imaginativa.

Jorge Vistel – Cimarron (Inner Circle, 2014) Resulta que un cimarrón es, según Wikipedia, cualquier animal doméstico que escapa de sus amos y se vuelve silvestre. Jorge Vistel no ha podido encontrar mejor título que este para el bautismo de su última obra. Machete y trompeta en mano va abriendo paso en la espesura dibujando lindos solos y momentos de estelar calidad. Buena prueba de lo cual es ‘Open the way’. Evidentemente, el de Santiago de Cuba se ha pertrechado con lo mejor de su guardia pretoriana, disfrutamos de la creme de la creme de la conexión cubana que vive de la música en Madrid. Se trata de Reinier Elizarde ‘El Negrón’ al contrabajo y Michael Olivera a la batería. Los tres van cruzando con paso firme y con calidad un bosque que proporciona al fan del jazz la mejor leña. Este “envilecimiento” del animal Vistel es de agradecer, por ejemplo, en la oscura ‘The Iceberg’. Hay momentos en este tema que parece sacado del cine negro, los ojos de un detective pueden danzar al compás del contrabajo. La conexión del trío está más que a pruebas de bombas y verlos en directo ha de ser digno de admiración. Hay que destacar también la cuidada edición del sello del saxofonista Greg Osby de New York. No se lo pierdan.

Dee Dee Bridgewater Irvin Mayfield & The New Orleans Jazz Orchestra – Dee Dee’s Feathers (Okeh Records/Sony 2015) Con este nuevo disco de Dee Dee Bridgewater (foto principal) nos ponemos el esmoquin con pajarita y vamos a un delicioso y exclusivo club de la parte más afrancesada de Estados Unidos, New Orleans. Un club que nos da la bienvenida con ‘One fine thing’, de Harry Connick Jr. y que es una advertencia de lo que nos viene. Repertorio clásico y moderno –aunque vestido de clásico-, hasta el punto de desgranar ‘Saint James Infirmary’ o ‘What a wonderful world’ con una Big Band compuesta por interesantes y más que capaces músicos. Irvin Mayfield corresponde su protagonismo en el título del disco con excelentes solos de trompeta que le confiere una posición de fuerza. Sin ir más lejos, ‘Wonderful world’ es una reestructuración del viejo clásico aportándole una lentitud que le hace reverdecer viejos laureles. Con ‘Treme song/ Do whatcha wanna’ volvemos a la serie de televisión que ha protagonizado tantos grandes momentos del canal televisivo HBO. Excelente tanto que enciende e incendia el disco. Es una tremenda cuota cajún en esta genial síntesis musical. Entre sones de Louisiana y la gran colaboración en el colofón final del mítico Dr. John (en ‘Whoopin’ Blues’, para más señas), vamos enmarcando una gran nota, un sobresaliente que nada en el lujo con momentos bailables. Bridgewater es una cantante que demuestra tener cuerda para rato ¡Y que no nos falte!

La próxima semana ya habremos dejado atrás nuestra afonía transitoria ¡Hasta entonces!

Espectáculos, Radio, SOCIEDAD

Acerca del autor

El autor no ha rellenado su perfil aún
Sin respuestas a “CANCIÓN A QUEMARROPA. ‘Bon voyage’”

Deje una respuesta