FIRMAS Francisco Pomares

A babor. Cinco y dos suman siete. Por Francisco Pomares

La Federación Canaria de Islas demostró el sábado que en Canarias juegan más actores que el Cabildo tinerfeño y el Cabildo grancanario, sumándose decididamente a las tesis «pacificadoras'» del Gobierno de Canarias sobre la financiación de carreteras, apoyando que los cabildos puedan financiar obras a fondo perdido, de las que ya están incluidas en el convenio de carreteras entre Canarias y el Estado. La Fecai apoyó también, que las partidas se repartan de forma equilibrada entre las distintas islas, dando prioridad a las que ya están empezadas, tal y como planteó la consejera Chacón en la reciente polémica a cuenta de los tramos pendientes del Anillo Insular tinerfeño.

El posicionamiento mayoritario de la Fecai supone un espaldarazo importante a Fernando Clavijo y a su sorprendente solución para resolver el conflicto creado entre la Consejería de Obras Públicas de su Gobierno y el presidente del Cabildo tinerfeño. Por motivos más que obvios, Clavijo se ha negado a censurar la actitud de Alonso, es más, ha aplaudido su iniciativa de poner pasta y ha pedido a otros cabildos que hagan lo propio, pero lo cierto es que -o yo no me entero de nada- o no era esa inicialmente lo que el Cabildo quería. Clavijo y su buen rollito han vuelto a sacar de la chistera un conejo de color rosa. No sé como lo hace ni cuanto le va a durar la buena suerte a este presidente que prefiere negociar antes que confrontar, y que parece sortear los conflictos como un surfista las olas. Aunque -si me dejan seguir con el símil- lo cierto es que Canarias es un mar bastante asirocado, y su Gobierno una tabla que hace aguas con demasiada frecuencia. Mejor que no se confié Clavijo en su proverbial buena suerte o en su habilidad para el surfeo de salón. No vaya a ser que acabe revolcado.

Para rematar la faena de estos días, aplaudida por la mayoría de la Fecai ante la pasividad no se si forzada o convencida del presidente grancanario, la Federación de Islas ha colocado al PP en el centro de la diana de la responsabilidad por lo ocurrido. Si el objetivo de Alonso cuando empezó este asunto era buscar una aproximación de Coalición al PP, lo cierto es que aquí parece que se ha producido justo lo contrario. El presidente de la Fecai (y del cabildo majorero), Marcial Morales, quiso explicar que la bronca de algunos cabildos ante la reclamación del de Tenerife para usar 15 millones de euros del convenio para terminar el Anillo Insular, es el resultado del incumplimiento de convenio por parte del Gobierno de Rajoy, al que acusó de haber burlado 700 millones de euros en transferencias no producidas a ese convenio y de dedicarse además a realizar «maniobras de confusión», eximiendo así de responsabilidad por la tensión de estos últimos días a Carlos Alonso. Clavijo remató la faena dejando claro que -en contra de lo manifestado un par de días antes por el presidente grancanario-, las obras para la finalización del Anillo Insular de Tenerife sí figuran en el anexo segundo del convenio de carreteras con el Estado. Lo cierto es que comprobar que es así es tan sencillo como acudir al boletín Oficial del Estado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario