FIRMAS Juan Velarde

¿Amor de madre? No, amor a la pasta. Así es la mamá biológica de Chabelita. Por Juan Velarde

Se llama Roxana Luque. Seguramente el nombre no les diga nada, pero si me refiero a ella como la mamá biológica de Chabelita Pantoja, el cuento ya cambia. Entonces ya si le ponen cara a esta sujeta que ha salido del anonimato para, supongo, la única cosa que le interesa, ganar dinero a espuertas, aunque todo quede revestido de la entrañable intención de querer conocer 20 años después a su hija.

Sí, esta caradura, cuando estaba embarazada de cinco meses, no tuvo mejor ocurrencia que ofrecer a su hija en adopción y ahora, viendo que su niña (que no lo es a efectos legales, otra cosa es los chanchullos perpetrados por la administración Fujimori) es famosa y que va a parasitar la prensa rosa poniendo su cara de mona selvática, abandona su discreción para reivindicarse como madre. ¡Y dos huevos duros!

Esta señora es una jeta de campeonato. Su interés por Chabelita es completamente nulo. Le importa una higa, ella lo que quiere es la pasta y su siguiente paso, no lo duden, será hacerse un Deluxe y un polígrafo para mayor gloria de la telebasura nacional. Roxana quiere tanto a su hija como yo puedo abrazar el Islam.

El problema para esta mujer es que es tan limitadita que enseguida se le han visto las costuras y los periodistas peruanos, que de tontos tienen bien poco, se han percatado de que la extraña desaparición en los últimos días de esta individua nada tiene que ver con un pánico mediático, sino que aguarda pacientemente a que le caiga otro buen cheque…preferiblemente desde la cadena de Fuencarral, es decir Telecirco.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario