Sin categorizar

El Gobierno prevé concluir en junio el Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias

Elblogoferoz.- El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Jesús Morera, anunció hoy en el Parlamento regional la incorporación al equipo directivo de la Consejería del hasta ahora director médico del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, Octavio Jiménez, como responsable del Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias, al tiempo que comunicó que ya se ha comenzado a sentar las bases de dicha planificación.

Durante la presentación de las líneas estratégicas que desarrollará la Consejería de Sanidad durante la presente legislatura, Jesús Morera, insistió en que «habrá un Plan de Urgencias Sanitarias el próximo mes de junio y, de esta manera, se cumplirá no solo con una de las principales demandas de la ciudadanía sino también de los trabajadores y sus representantes sindicales, porque será una planificación hecha por quienes más saben de la cuestión y teniendo siempre como protagonista a los pacientes».

No obstante, Jesús Morera subrayó en varias ocasiones: «Somos conscientes de que hasta que tengamos el plan habrá que dar solución a las situaciones de sobrecarga que se planteen como fruto de picos de demanda asistencial. Para ello estamos elaborando protocolos de contingencias para paliar estas situaciones si se nos dan en los próximos meses. En ello están trabajando ya las gerencias de los hospitales y las direcciones de área de salud».

En su primera comparecencia en comisión parlamentaria como consejero, Morera detalló que el Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias que quiere «debe ser aquel que analice las expectativas de los usuarios, empiece por los puntos de atención urgente de los centros de salud, contemple centros potentes de urgencia extrahospitalaria comarcales (lo cual mejorara sin duda la atención en los centros hospitalarios) y analice e integre el papel del Servicio de Urgencias Canario».

Igualmente anunció que el plan contendrá un estudio de los tiempos de respuesta de los dispositivos de transporte y propuestas de mejora de las infraestructuras y dotaciones en tecnologías diagnósticas de los puntos de atención urgente, así como mejoras concretas de racionalización de los recursos, respecto a ubicación y personal.

Planificación pactada y dialogada

«Aunque todas estas cuestiones son muy importantes, hay una que considero el principal objetivo y es que esta planificación debe ser pactada y dialogada con los profesiones. Esa es la clave», manifestó el consejero ante los miembros de la Comisión.

Respecto a las claves de trabajo que se han previsto para el plan, estas son:

– En situaciones habituales, el sistema debe tener una capacidad de respuesta con un máximo de tiempo estipulado.

– El sistema debe tener la capacidad de reaccionar rápidamente ante elevaciones de la demanda habitual de servicios.

– Cada nivel asistencial debe atender el nivel de complejidad para el que está preparado y para ello resulta básico el compromiso profesional.

– Cada paciente debe acudir al nivel asistencial que la complejidad de su patología requiera. Corresponsabilización.

– Los abusos del sistema perjudican la atención de los casos más complejos. Uso racional del sistema.

– El plan se realizará con la colaboración de los trabajadores del sistema. Participación.

«La atención sanitaria urgente tiene la característica particular de estar sometida a los vaivenes de la demanda, en un momento dado un dispositivo puede parecer suficiente, en otros puede parecer excesivo y en otros insuficiente, lo propio de una actividad que no es programada. Por tanto, contar con un análisis exhaustivo de los datos demográficos, datos históricos  de demanda y las tendencias es crucial para planificar los dispositivos adecuados. Hay que tener en cuenta que los dispositivos, en cuanto a recursos humanos, pueden ser flexibles y rápidamente implementables, pero no así en cuanto a las infraestructuras en alguno de los grandes centros sanitarios de las islas», recalcó Jesús Morera, que también dio cuenta sobre las listas de espera.

Listas de espera

«Recientemente hemos publicado el estado de las listas de espera correspondiente a 30 de junio de 2015. Hemos incluido en esta entrega de los datos, a los pacientes con indicación de cirugía desde un Centro de Atención Especializada (CAE), los tiempos de demora media y la tabla de listas de espera de las pruebas diagnósticas. La situación no es buena. Es nuestra intención centrarnos inicialmente en la lista de espera de patología oncológica y patología potencialmente invalidante, incluyendo la cirugía cardíaca porque son casos que no pueden esperar».

El consejero anunció que se va a hacer un control más estricto de estos grupos y de los pacientes con mayor antigüedad en la lista de espera, al tiempo que confirmó que se van a potenciar varias medidas como aumentar el rendimiento de los establecimientos sanitarios en jornada de tarde, a través de programas especiales, (instrucción…/2013), contratando personal y/o deslizando jornadas de trabajo.

También se remitirá a la concertación los casos que no sean capaz de absorber los centros públicos, una vez superada la capacidad asistencial de estos, y siempre con los criterios de indicación y derivación que establezcan los profesionales del servicio sanitario público, y se optimizará el volumen de indicación quirúrgica y de pruebas diagnósticas, a través de protocolos que corrijan la variabilidad en la práctica médica.

Igualmente resultará fundamental mejorar la resolutividad de Atención Primaria, aumentar los índices de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) y la promoción de la hospitalización a domicilio.

«Nuestro objetivo es que no espere ningún problema de salud que los profesionales consideren que  no pueda esperar», sentenció Jesús Morera.

Universalidad

Jesús Morera aprovechó la comparecencia para reiterar el compromiso del Gobierno de Canarias en devolver la asistencia sanitaria a los colectivos que quedaron excluidos por el Real Decreto 16/2012, recordando que ya existe un acuerdo del Ejecutivo al respecto, tomado en Consejero de Gobierno, y que en la actualidad se está tramitando en otras consejerías el modelo definitivo que se aplicará en esta Comunidad Autónoma.

«Apelo a la sensibilidad de todos ustedes para apoyar esta medida, se trata de una cuestión de salud pública y de humanidad, la misma que hemos manifestado para los refugiados sirios, que siendo un colectivo administrativamente distinto, no lo son desde el punto de vista humano», subrayó el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario