Espectáculos SOCIEDAD

ANA BELÉN Y VÍCTOR MANUEL. Generosidad más complicidad igual a Canciones Regaladas.

Elblogoferoz/Ale Hernández.- Aún estoy inmersa en el halo de magia, locura y buen hacer que destilaron, anoche en el Santiago Martín, Ana Belén y Víctor Manuel durante su concierto perteneciente a su gira Canciones Regaladas.

Con tan sólo diez minutos de retraso, hicieron aparición estelar sobre el escenario una Ana Belén ,enfundada en un mono color blanco roto y un cárdigan negro, y un Víctor Manuel, ataviado con su habitual look desenfadado, más cómplices y unidos que nunca.

El recital empezó con «El padre Antonio y el monaguillo Andrés», con tal conocido tema musical consiguieron que el público fusionara sus sentidos con los de sus admirados artistas.

Con la generosidad que proporcionan casi cuarenta años sobre el escenario y esa complicidad que otorga el sentimiento que les une, los protagonistas de la velada, alternaron dúos y canciones en solitario cual Cher y Sonny Bono en sus buenos  tiempos.

«Quiéreme tal como soy» o «Aleluya», fueron dos de los títulos que interpretaron de su último trabajo discográfico, que también da nombre a su gira, Canciones Regaladas.

Rememorando su carrera musical regalaron a su público tinerfeño canciones tales como «La Puerta de Alcalá», «Derroche», «No sé por qué te quiero» y «Contamíname» hicieron las delicias del público presente.

Entre canción y canción, el diálogo fue constante y cercano con su público tinerfeño.

El momento álgido de la velada fue la majestuosa e inigualable interpretación de «Lía», por parte de una Ana Belén, por la cual parece no afectarle el paso de los años, que hizo de una canción mítica una interpretación tan sumamente maravillosa que carece de parangón alguno.

Dicha espectacular interpretación eclipsó a su partener que sólo pudo rendirse ante la misma, unificando sus aplausos a los del público presente, haciendo de los mismos un coro de admiración eterno.

Tras dos horas y media de concierto, Ana Belén y Víctor Manuel «contaminaron» a su público con un pequeño y sensual baile al grito de «GRACIAS, TENERIFE»

¡Qué fácil es obsequiar buena música cuando la genialidad, generosidad, voz incomparable y complicidad acérrima son protagonistas recurrentes de una senda musical de Canciones Regaladas!

Agradecimientos: Arte y Valle Producciones.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario