Cabildos Justicia Partidos POLÍTICA SOCIEDAD

El monumento al golpe del 36 será reducido a escombros en dos meses

Elblogoferoz/Agencias.- El Cabildo de Tenerife ha anunciado su decisión de demoler el monumento erigido en el monte de La Esperanza que conmemora el encuentro que protagonizó Franco en el verano de 1936, en el que preparó el golpe armado que con posterioridad derivó en la Guerra Civil.

Este controvertido monolito, que aún permanece en la zona pese a protestas populares y un nuevo marco legal en el que no tiene cabida, ha permanecido a lo largo de los años como monumento al abandono y punto de mira de muchas iras, que han transformado a este espacio en objeto de pintadas y todo tipo de actos vandálicos.

No obstante, los restos de un momento que desde finales de la década de los años 50 del siglo pasado pretendieron perpetuar los inicios de un movimiento que transformaría el país durante casi medio siglo, tiene ya las horas contadas, y según declaraciones del consejero insular de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, a la agencia EFE, será en el próximo mes de octubre cuando este monolito construido en hormigón y piedra, será demolido por el Cabildo de Tenerife.

La corporación insular, que justifica esta decisión al cumplimiento estricto de la Ley de la Memoria Histórica, así como a la ejecución de sus propios acuerdos, con la reactivación de la moción respaldada por la unanimidad de la corporación en el año 2008 al respecto, está dispuesta a reducir esa contestada parte de la historia del país a escombros que, inevitablemente serán enviados a un vertedero.

El lugar del monumento de Las Raíces está prácticamente destrozado./ Elblogoferoz
El lugar del monumento de Las Raíces está prácticamente destrozado./ Elblogoferoz

El consejero socialista, en sus declaraciones a EFE, no le atribuye ningún valor histórico a dicho monumento que se desmorona en medio del monte de Las Raíces, pues asegura que resalta «una reunión clandestina e ilegal de un grupo de oficiales, a espaldas de la República, que planifican y ultiman el golpe de estado que tiene lugar un mes después».

Aunque la institución aún no tiene claro el uso del lugar que ocupa este monumento, todo parece indicar que se integrará como zona de esparcimiento, y parece que se descarta la propuesta de trasladarlo al museo militar Almeyda, formulada por Tertulia Amigos del 25 de Julio.

Siete años después del acuerdo plenario, se pretende proceder, con el menor ruido posible, a la desaparición de un símbolo que representa una actitud que, en el marco actual, simplemente, no tiene cabida, y que se perderá entremezclada con el polvo de su caída.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario