Sin categorizar

El alcalde de La Laguna firma un convenio que garantiza el servicio de transporte especial a Apanate

Elblogoferoz.- El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, firmó ayer el convenio de colaboración que garantizará el servicio de transporte especial a la Asociación de Padres de Personas con Autismo de Tenerife, Apanate,de aquellos usuarios que, por sus especiales circunstancias socio-familiares, no puedan desplazarse entre sus domicilios y el centro de atención de la ONG.

El regidor lagunero, que estuvo acompañado por la concejal de Servicios Sociales, Flora Marrero, explica que se le ha concedido una subvención de 6.900,89 euros del Ayuntamiento de La Laguna a Apanate que ayudará a financiar este servicio de atención a personas que padecen esta alteración cerebral que afecta a su desarrollo social y comunicativo.

José Alberto Díaz destaca que “es sumamente importante la labor que realiza  Apanate por lo que desde el Ayuntamiento seguiremos colaborando para, en la medida de lo posible, garantizar una atención adecuada a las personas con autismo y añadió que este convenio se rubricará próximamente con la Asociación”.

Además el alcalde indica que “Apanate es un referente en las terapias especializadas para personas con autismo, a través de las cuales se ha demostrado que se pueden obtener avances palpables, contribuyendo a una mayor integración y calidad de vida para los afectados y también para sus familiares”.

Apanate es una asociación sin ánimo de lucro que desde 1995 trabaja en Tenerife por procurar una mayor calidad de vida a las personas con autismo, labor que la ha valido su declaración como entidad de Utilidad Pública. Esta entidad es miembro de la Federación Española de Autismo, de la organización Autismo Europa y de la Federación Regional Canaria de Organizaciones en Favor de Personas con Discapacidad Intelectual.

El autismo es un trastorno del desarrollo que afecta a ciertas funciones cerebrales, lo cual altera el normal desarrollo en los ámbitos social, comunicativo e imaginativo, y sus síntomas suelen manifestarse en los tres primeros años de vida. Dichos síntomas pueden comprender, en mayor o menor medida, déficits en el lenguaje y en la comunicación, así como en la relación con los demás, transmitiendo los afectados una imagen de aislamiento.

Para mitigar estas consecuencias, desde Apanate se siguen estrategias reeducativas muy estructuradas e individualizadas, que ayudan a desarrollar destrezas sociales y de lenguaje, siendo esencial comenzar con esta intervención profesional lo más precozmente posible.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario