MODA. NOK, joyas que miran a África. Por Mónica Ledesma

Jul 27, 2015 1 comentario por

Elblogoferoz/ Mónica Ledesma.- El corazón del África negra late entre recuerdos envueltos en terracota y madera. Máscaras milenarias que deforman su belleza para mostrar entre escorzos tribales una elegancia que las hace únicas. Arte y misterio, color y pasión, que bebe de la esencia de un pasado para adornar un presente.

Nigeria, país del África subsahariana, albergó hace millones de años una de las culturas más enigmáticas del continente vecino, Nok. Genios de la arcilla que crearon un arte complejo representado a través de figuras de terracota en las que antepasados y amuletos se erigieron en símbolos de belleza. Extrañas esculturas que portaban joyas talladas sobre el barro y cuya estética aportó un legado de indiscutible valor a las generaciones venideras.

Mundo milenario, diferente y distante, que revive ahora engarzado a los diseños de una firma tinerfeña de alta bisutería. Un viaje a través del tiempo a cuyo frente se encuentra Alejandra Rodríguez de Azero, una artista de la elegancia que rescata el nombre de esta cultura ancestral para crear un nuevo universo estético: NOK.

Nok1

La diseñadora Alejandra Rodríguez de Azero.

La diseñadora tinerfeña Alejandra Rodríguez de Azero se adentra en el mundo de la alta bisutería con su nueva firma NOK, de inspiración tribal

“Todo empezó por una necesidad propia, pues siempre he disfrutado creando cosas con mis manos, aunque hasta ahora siempre había sido por hobby. En este tiempo he realizado varios cursos y talleres, hasta que hice uno sobre iniciación a la bisutería que cambió mi vida. A partir de este momento empecé a dar forma a piezas para uso personal o para mi familia, hasta que el pasado agosto, durante unas vacaciones junto a mi marido en una finca del norte de Tenerife, hice unos collares como regalo para mis amigas y gustaron tanto que ellas fueron quienes me animaron a dar el paso y crear la marca”, explica Alejandra.

DSC_0027

Tras darle muchas vueltas a la idea, NOK dejó de ser un sueño para transformarse en una realidad y, gracias a la ayuda de su familia y, sobre todo de su pareja Guillermo Meca, la firma se presentó oficialmente el 20 de noviembre de 2014. “Quería ofrecer algo distinto y femenino a través de diseños en el que cada una de las piezas fuera especial. Una constante que intento mantener y para lo cual utilizo materiales antiguos y muy artesanales como bronces a la cera perdida, cuentas de cristal fundidas en forjas de arena o terracotas que, debido a esa exclusividad que los caracteriza, hacen que no haya dos modelos iguales o que otros se enmarquen en ediciones limitadas”, destaca.

DSC_0076

Alejandra afirma que cada creación es un reto repleto de sentimientos y recuerdos que vinculan su inspiración a la cultura de Nok con la que creció. “Mi abuelo vivió más de 20 años en esta región africana y tenía una pequeña colección de objetos africanos en su casa, máscaras y pequeñas piezas étnicas con las que viví durante mi infancia. Asimismo, mis padres han sido grandes enamorados del arte y mi madre también me regaló piezas antiguas de sus viajes, con las cuales creé un primer collar que, sin duda, fue un regalo para ella”.

Originalidad

Un mundo que mira hacia la antigüedad para fundirse en líneas geométricas, modernas y europeas, que van dando forma a piezas versátiles que juegan a enhebrar tradiciones a una nueva forma de crear arte para lucir. Volúmenes que combinan artesanía y elegancia entre collares, brazaletes, tobilleras o cintos en los que África siempre está presente. Explosión de colores y texturas en las que corales, pieles, caracolas, piedras semipreciosas o cristales conforman una propuesta destinada, principalmente, a la mujer más actual, a pesar de que la marca también ofrece pequeñas colecciones para hombres y niñas.

Diseños atemporales, contemporáneos pero a la vez clásicos, que huyen de la producción en serie para erigirse en pequeñas obras de fantasía. “Cada pieza está diseñada y montada por mi, aunque trabajo con varios artesanos que me aportan los materiales que necesito. Son prototipos que nacen de un recuerdo, el cual intento transformar en algo que primero me gustaría llevar a mi. Quizás sea parte del éxito de la marca, el cariño que pongo en cada creación”, resalta la artista.

DSC_0003 2

DSC_0037

La marca toma como referente la cultura africana de Nok, en Nigeria, para crear piezas únicas repletas de elegancia

Curiosamente, Alejandra es protésica dental. Una profesión que, por el momento, intenta combinar con su primeros pasos en el mundo de la moda. “Busco compaginar ambas cosas, aunque ello implica muchísimo trabajo y sacrificar un tiempo que antes dedicaba a mi familia o amigas. Pero todos me ven tan feliz que me animan a continuar. Sinceramente, NOK ha tenido una gran acogida en estos primeros meses, algo que me ha sorprendido porque jamás pensé que pudiera gustar tanto lo que hago”, asegura.

Alejandra junto a su marido y pilar del proyecto, Guillermo Meca.

Alejandra junto a su marido y pilar del proyecto, Guillermo Meca.

DSC_0038

La creadora aspira a que sus piezas lleguen a todos los rincones del mundo y prevé ampliar a más complementos en un futuro cercano

“Mis creaciones aportan originalidad, elegancia, distinción y exclusividad a cada mujer. Quien las luce quiere deslumbrar y puede ir vestida desde la mañana a la noche con cualquiera de mis piezas. Esta versatilidad, unida a los materiales novedosos y originales que empleo, creo que son los que han contribuido al éxito de la firma, la cual ha logrado encontrar un hueco a pesar de la gran competencia que hay en el mercado”, subraya Alejandra.

DSC_0050

Con precios que oscilan entre los 45 y los 300 euros por pieza, NOK comienza a ampliar mercado, tanto nacional como internacional Diseños exclusivos que han volado desde Tenerife a países tan lejanos como Nueva York, Canadá, Francia, Rusia, Alemania o Inglaterra, gracias a los diversos showrooms y eventos a los que ha asistido la firma, al igual que a la venta online a través de su página web.

DSC_0229 - Versión 2

 

Asimismo, la marca cuenta con dos puntos de venta en Santa Cruz, uno en TEA y otro en By Loleiro Atelier, aunque en un futuro cercano no descarta contar con un espacio propio. “Me encantaría tener mi Universo NOK, pero prefiero ir poco a poco. Cuesta mucho introducir una nueva firma y darse a conocer, pero trabajando mucho espero conseguirlo.”, comenta.

Entre los próximos retos, Alejandra Rodríguez de Azero ya tiene en mente la colección para la temporada otoño-invierno 2016,  la cual espera vuelva a sorprender. “He evolucionado muchísimo, pero aún así mi meta no está en quedarme solo en bisutería. Quiero sacar nuevas líneas de complementos que acompaén a NOK. No obstante, mi mayor sueño es llegar a todos los rincones del mundo”, concluye.

Canarias, MODA, Mónica Ledesma, SOCIEDAD

Acerca del autor

El autor no ha rellenado su perfil aún

Una respuesta to “MODA. NOK, joyas que miran a África. Por Mónica Ledesma”

  1. Evangelina says:

    Hola
    En donde se venden los collares?

Deje una respuesta