FIRMAS Salvador García

Los menos creíbles. Por Salvador García Llanos

Los medios españoles son los menos creíbles de Europa y los segundos de todo el mundo en ese sentido, solo superados por los estadounidenses. Esta es la conclusión de un estudio elaborado por la Universidad de Oxford y publicado por el Instituto Reuters para el estudio del periodismo.

Es, en sí misma, una mala noticia que obliga a reflexionar y a hacer autocrítica. Por muchos matices que se aporten. El estudio, realizado en doce países, ha sido confeccionado sobre la base de dos mil consultas en España. La confianza en las noticias españolas es la más baja de los ocho países europeos analizados, tanto desde el ángulo de las fuentes en general como en las que el usuario utiliza habitualmente a la hora de informarse.

Y es que, siempre según el estudio de Oxford, solo un treinta y cuatro por ciento de los ciudadanos españoles creen que se puede confiar en la mayoría de las noticias publicadas en los medios.

Si se comparan porcentajes, los resultados son aún más inquietantes. En Finlandia, por ejemplo, los medios gozan de la confianza del sesenta y ocho por ciento de la población, el doble que en nuestro país. Brasil (62%), Alemania (60%), Dinamarca (57%) y Reino Unido (51%) siguen en la clasificación.

Y preguntados los ciudadanos españoles por la confianza que les merecen los medios que ellos mismos consultan, el resultado del cuarenta y seis por ciento, la más baja a escala mundial, es como para deprimirse. En este capítulo, Estados Unidos supera a España con un grado de confianza que valora el cincuenta y seis por ciento de los ciudadanos.

En definitiva, no salimos bien parados de este estudio al que el periodismo y el mundo de la comunicación en general deben prestar atención para analizar con evidente ánimo autocrítico. Claro que siempre hay quien encuentra el lado positivo del asunto para abonar sus tesis de escepticismo y opina que es lo mejor que podía suceder para darnos cuenta de que todos o casi todos los medios faltan a la verdad o manipulan la realidad. “La sociedad tiene que ser escéptica y no creérselo todo para no ser manipulada”, puede leerse en uno de los foros subsiguiente a esta información aparecida en un digital.

Si a la crisis del sector se añade ahora esa credibilidad tan perdida o tan menguada, sombrío panorama.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario