FIRMAS

La historia de un Versace que ya es historia. Por Armando Pinedo

Fue en la gala de los premios ESPY cuando Caitlyn Jenner apareció con un espectacular vestido blanco de Atelier Versace para dar uno de los discursos más emotivos y sólidos de los últimos meses. Desde hace 48 horas sus reproducciones se venden como piezas de museo. 

14370425702038

En la firma Versace saben muy bien cómo activar la maquinaria de las relaciones públicas. Si hace años la actriz Elizabeth Hurley logró disparar las ventas de una de las mejores colecciones creadas por Gianni Versace, en aquel entonces aún con vida, al aparecer en el estreno de la película Cuatro bodas y un funeral con un vestido de satén negro sujeto únicamente con dorados y gigantes imperdibles, Caitlyn Jenner ha dotado a la marca de una condición muy diferente a aquella, el de apoyar la responsabilidad y el respeto social.

Aquella alfombra roja de Londres con Elizabeth Hurley y la posterior de los Grammy Awards con Jennifer López hace 15 años con otro Versace con escote de vértigo y un estampado tan exótico como el tono miel de su piel, poco tenían que ver con el cometido que Caitlyn Jenner tenía previsto provocar: el de la visibilidad de “una comunidad transexual creciente y activa, y el respeto mutuo en un mundo donde los prejuicios acaban destruyendo muchas vidas y muchos proyectos de futuros”, aseguró ante un aforo entregado y que ovacionó sus palabras en pie durante 15 minutos.

Elizabeth Hurley luciendo vestido Versace en el estreno de la película 'Cuatro bodas y un funeral' junto a Hugh Grant. D.R.
Elizabeth Hurley luciendo vestido Versace 
en el estreno de ‘Cuatro bodas y un funeral’.

jennifer lopez

Jennifer López luciendo vestido Versace 
en la gala de los premios Grammy

Después de un largo y duro proceso de transformación de hombre a mujer, Caitlyn Jenner, que logró que la revista Vanity Fair viera cómo de nuevo su reputación editorial danzaba por las nubes con una portada en la que el ex medallista olímpica presentaba al mundo su nueva estructura física, su cambio de sexualidad y su recién estrenado nombre, apenas habíamos vuelto a tener noticias sobre ella, aunque, claro, si comparamos su actividad social con la de sus hijas, Caitlyn Jenner no alcanzaría una nueva medalla.

La supermodelo Kendall Jenner, quien lloraba desconsolada durante la entrega del premio Arthur Ashe Courage a su padre, y su hijastra Kim Kardashian, emocionada, aunque mucho más comedida que sus hermanastras Kendall y Kylie, no fallaron esa noche a sus millones de seguidores en las redes, admitiendo y reconociendo la emoción de un discurso que llenó Twitter de adjetivos como “brillante”, “emotiva”, “valiente” y, claro, “fabulosa”.

No obstante, el arranque de sus palabras vinieron precedidas por un llamamiento a la clemencia de las mujeres en la sala, ya que el proceso que había vivido aquella noche había sido agotador: “Ya sabéis, todo este proceso de maquillaje, peluquería, elegir la ropa… Estoy exhausta”, reconocía Caitlyn Jenner, mostrando al mundo un Versace ajustado a sus atléticas medidas obre unas sandalias Stuart Weitzman y dos espectaculares pendientes de esmeraldas.

Fue casi inmediato que la prensa americana encontrara similitudes entre su fantástico aspecto y el de la actriz Angelina Jolie, fiel también a Versace, aunque tampoco es de extrañar si manejamos el dato de que fue la estilista Jennifer Rade quién esa noche vistió a Caitlyn Jenner. ¿Y qué tiene que ver Rade con Jolie? Pues que es la encargada de firmar cada una de las apariciones de la señora de Brad Pitt en la alfombra roja.

Versacce

En cualquier caso, reducir una presencia tan imponente a un vestido sería injusto, pero es obvio que también era parte del entramado organizado para que pudiera convencer a toda América y, claro, al mundo entero, que su nueva vida estaba ya encaminada hacia el éxito, y que su apoyo a una comunidad que sufre, ha sufrido y ojalá deje de sufrir tanta falta de respeto, sea algo del pasado: “Podéis insultarme, cambiar mi nombre, pero podré con ello”, retó a todos aquellos que califican de bochornoso el giro en la vida de quien fuera un icono deportivo para toda una generación.

Caitlyn Jenner luciendo vestido Versace durante los premios EPSY

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario