Sin categorizar

¡Refugiémonos en las librerías de viejo! Por Eduardo García Rojas

“Refugiémonos en las librerías de viejo; compremos libros viejos. Comprémoslos por la sencilla razón de que no podemos comprar libros nuevos. Ya no se imprimen libros. Se publican todos los meses centenares de libros nuevos, y no se imprime ninguno. No pueden llamarse libros lo que al presente sale de las imprentas. Son objetos que se fabrican brutalmente, lo mismo que se fabrican otros artefactos y chismes de la industria.”

(Andando y pensando. Notas de un transeúnte, 1929, Azorín)

(*) Retrato de Ignacio Zuloaga de José Augusto Trinidad Martínez Ruiz, Azorín, 1941

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario