Cultura SOCIEDAD

Fallece el poeta y escritor Carlos Pinto Grote

Elblogoferoz/Foto: Elescobillon.com.- Según publica el blog cultural ‘El Escobillón’ de Eduardo García Rojas, «Ha fallecido el poeta, escritor y médico Carlos Pinto Grote (San Cristóbal de La Laguna, 1923-2015).  Detrás deja un atractivo trabajo literario que lo hizo merecedor, entre otras distinciones, del Premio Canarias de Literatura, galardón que recibió en 1991.

Autor de más de veinte libros de poema y un conjunto de trabajos en prosa en el que destaca, entre otros, la novela Los papeles de Abilio Santos, un retrato de un político caído en desgracia no por la política sino por su propia personalidad, la poesía fue sin embargo la gran pasión literaria de toda su vida.

En el libreto adjunto al disco Antología de Carlos Pinto Grote, en su propia voz, musicalizado por Rubén Díaz, el escritor se definía como “un poeta provincial. Desde que comencé a escribir poesía, el problema de la comunicación no fue nunca importante. Lo que realmente me interesaba y me interesa es el descubrimiento del mundo poético por medio de la palabra. La poesía fue, desde el principio para mí, un sistema de conocimiento, un modo de llegar a saber algo sobre el ser y el estar en la existencia y descubrir la belleza a través de la escritura, interpretando los signos.”

Carlos Pinto Grote publicó sus primeros poemas en la revista Mensaje dirigida por su padre, el poeta Pedro Pinto de la Rosa y desde los años cincuenta era colaborador habitual en algunos de los periódicos de las islas, artículos en los que reflexionó sobre literatura, pintura y filosofía, entre otros.

Su obra poética consta de títulos como Las tardes o el deseo (1954); Las preguntas al silencio (1956); Elegía para un hombre muerto en un campo de concentración (1956); El llanto alegre (1957); Muda compasión del tiempo (1963); Siempre ha pasado algo (1964); Como un grano de trigo (1965); En este gran vacío (1967); Sin alba ni crepúsculo (1967); Oneirón (1973); Unas cosas y otras (1974); Los habitantes del jardín (1978); Tratado del mal (1981); De los días perdidos (1982); Poemas a un cultivador de opio (1983); Tienda de antigüedades (1997); Cantos para una desolación (1998) y Aprendizaje del silencio (2003) mientras que en prosa destacan los cuentos reunidos en Las horas del Hospital, Un poco de humo y otros relatos y la biografía dedicada a Juan Ismael. Ocultaciones.

Entre otros reconocimientos, Carlos Pinto Grote era Hijo Predilecto de San Cristóbal de La Laguna e Hijo Adoptivo de Santa Cruz de Tenerife

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario