Sin categorizar

“Los ornamentales efectos de un inválido condecorado en el retrete”. Por Eduardo García Rojas

“Pero el uniforme no bastaba. Andreas contó que ya no poseía la cruz. Willi afirmó que no podía hacerse cargo del servicio en los lavabos sin una condecoración. Conocía la misteriosa relación existente entre los urinarios y el patriotismo y sabía apreciar los ornamentales efectos de un inválido condecorado en el retrete. A la mañana siguiente fue a una tienda de medallas a comprar cinco condecoraciones, entre ellas una estrella de oro y otras de oropel con cintas listadas de rojo, de rojo y blanco y de un rojo brillante. Andreas tenía que prendérselas en el pecho.”

(La rebelión, Joseph Roth. Traducción: Amand Domènech, Seix Barral, 1984)

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario