Cine Moda SOCIEDAD

ENTREVISTA. Maite Mínguez, la coleccionista de estrellas. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz/ Mónica Ledesma.- Hay estrellas que iluminan el cielo y otras el corazón. Actores o actrices que no sólo seducen a la gran pantalla sino que logran transformarse en mitos para habitar siempre en el recuerdo. James Dean, Charlie Chaplin, Humphrey Bogart, Fred Astaire, Rita Hayworth o Marilyn Monroe son algunos de estos personajes del celuloide que, aún hoy, siguen generando múltiples emociones. Marcaron una época, crearon un estilo y forjaron un sueño más allá de la pantalla. Años dorados de un Hollywood rendido a la elegancia que ha logrado perdurar en el tiempo gracias a una española que ha reunido hitos de la historia del cine en un nuevo destino, Barcelona.

Maite Mínguez Ricart es la artífice de un glamuroso universo cinéfilo en el que conviven cámaras antiguas, fotografías inéditas, autógrafos, guiones originales o vestidos míticos que han aparecido en famosas películas o han pertenecido a estrellas de la gran pantalla. Su colección privada, integrada por más de 5.000 objetos, está considerada por los expertos como la más importante del mundo, y en ella se encuentran desde la antorcha original de la película ‘King Kong’ a las botas de cuero que llevó James Dean en ‘Rebelde sin causa’, el chaqué de Groucho Marx, el sensual vestido negro de ‘Gilda’ o los que lució Marilyn en títulos tan conocidos como ‘Luces de Candilejas’, ‘Como casarse con un millonario’, ‘Los caballeros las prefieren rubias’, ‘Con faldas y a lo loco’ o ‘La Tentación vive arriba’, en la que el blanco plisado de la falda se elevaba al vuelo sobre un respiradero del metro neoyorkino.

la-tentacion-vive-arriba

Maite, fundadora junto a su marido, Luis de Val, de la productora Manga Films, comenzó hace más de treinta años a dar forma a su peculiar colección de estrellas, una pasión que inició con el descubrimiento de un cheque firmado por Marilyn Monroe Productions y que llamó su atención. A raíz de ahí, fue cuando comenzó a investigar sobre este icono del cine, reuniendo así cientos de objetos representativos de la vida de la actriz, desde su infancia hasta su trágico final. Bolsos, zapatos diseñados por Salvatore Ferragamo, vestidos joya, pañuelos de su firma favorita Jac, maquillaje, ropa interior o cartas personales que han contribuido a desnudar al mito para vestir a la frágil mujer que se escondía tras Norma Jean, a la que llamarían la ambición rubia.

33
Vestido dorado que llevó Marilyn en la cinta ‘Los caballeros las prefieren rubias’.

Marilyn centra en gran medida esta compilación de piezas únicas vinculadas al séptimo arte, muestra que ha viajado por países como Japón, Estados Unidos, Austria o Italia, además de formar parte de exposiciones temáticas en ciudades españolas -entre ellas La Laguna y Las Palmas- que se han interesado por una muestra en la que también se recopilan otros objetos de películas tan destacadas como ‘Casablanca’, ‘Rebelde sin causa’, ‘Hello Dolly’, ‘Forrest Gump, ‘Pulp Fiction’, ‘Star Wars’, ‘Scream’, ‘Tootsie’ o ‘Batman’.

Mitomanía e historia que, según afirma su impulsora, sigue aumentando una colección excepcional a la espera de contar algún día con un museo propio en el que las estrellas de Maite Mínguez sigan iluminando los senderos de su particular meca del cine.

La productora, Maite Mínguez, atesora una de las colecciones privadas más importantes del mundo sobre el cine, incluidas piezas de Marilyn Monroe

Maite Mçiguez junto a algunas de las piezas de su colección.
Maite Mínguez junto a algunas de las piezas de su colección.

-¿Cuánto tiempo lleva dedicada al mundo del coleccionismo cinematográfico y cómo comenzó su hobby?

– Desde muy joven he sentido auténtica pasión por el cine, y veía todas las películas que podía. Eso me llevó a interesarme por coleccionar fotografías firmadas y objetos originales relacionados con el mundo del séptimo arte. De hecho así conocí a mi marido, buscando aquellas fotografías firmadas de actores y actrices en un mercado de cine en Barcelona.

– ¿Su vinculación a una importante productora, como Manga Films, la ha ayudado en su peculiar recopilación de objetos?

– Lo cierto es que el éxito de nuestra productora Manga Films fue en cierta manera clave para aumentar nuestra colección. Nuestros constantes viajes a los mercados internacionales para adquirir derechos de distribución de películas, los aprovechábamos a su vez para buscar y adquirir objetos originales que apareciesen en películas. Así mismo entramos en contacto con personas muy importantes del sector cinematográfico que nos regalaron algunos objetos, como por ejemplo el coche que usó Santiago Segura en ‘Torrente: El brazo tonto de la ley’, todo un referente ya en nuestra historia de cine reciente.

Vestidos que lució Marilyn Monroe en famosas películas.
Vestidos que lució Marilyn Monroe en famosas películas.

-¿Todas las piezas de su colección son auténticas?

-En cuanto a la autenticidad de nuestra colección, todas las piezas que la conforman son adquiridas en prestigiosas subastas internacionales como Christie’s, Julien´s, Profiles in history… o bien directamente de los propios herederos. Todos los objetos siempre van acompañados de un documento oficial acreditativo.

– Marilyn Monroe centra su particular mitomanía. ¿Por qué ella?

– Marilyn Monroe lo resume todo. Además de conseguir ser la actriz de cine más importante de todos los tiempos, ser un verdadero icono de la feminidad en tiempos tan difíciles e incluso un mito erótico imperecedero, también marcaría un antes y un después en la historia de Hollywood, pues tras su prematura muerte con apenas 36 años, ha dejado una leyenda a sus espaldas de la que todavía hoy se especula y nadie podría igualar.

Maite Mínguez junto al vestido de Marilyn en 'La tentación vive arriba'
Maite Mínguez junto al vestido de Marilyn en ‘La Tentación vive arriba’

– ¿Qué tenía Marilyn de especial respecto a otras actrices para que empezara su afición por el coleccionismo?

– Pocos saben que tras esa coraza de mujer alegre, fuerte y llena de carisma se escondía una frágil niña de nombre Norma Jeane, con un difícil pasado y en constante lucha consigo misma. A través de nuestra colección, con miles de objetos personales de la actriz, tanto íntimos como de sus rodajes, hemos sido capaces de desvelar cómo fue esa chica californiana que un día soñó con ser la mejor actriz de nuestra era, y que llegó a conseguirlo, sí, pero a un precio demasiado alto.

– ¿Qué piezas destacaría de entre las que integran su colección sobre la actriz?

– Hay muchas piezas que destacaría, y seguramente no tenga una favorita; pero por nombrar alguna diría la famosa blusa de Pucci que Marilyn vistió en una de sus últimas sesiones fotográficas, el vestido que lució en el filme ‘El príncipe y la corista’ o uno de los dos vestidos blancos del diseñador William Travilla para ‘La Tentación vive arriba’, y que todos recordamos por la mítica escena de la falda levantada gracias al aire del alcantarillado neoyorkino.

– ¿Hay algo en particular que le gustaría conseguir?

-Siempre hay piezas que faltan y que nos interesaría conseguir, y por eso seguiremos atentamente las futuras subastas y posibles adquisiciones.

pucci

Maite Mínguez junto a la blusa de Pucci que lució Marilyn en una de las últimas sesiones de fotos.
Maite Mínguez junto a la blusa de Pucci que lució Marilyn en una de las últimas sesiones de fotos.

– Ante tantos objetos personales de la mítica actriz. ¿Cómo definiría a este icono del celuloide?

– Como sucede en la mayoría de los mitos, siempre hay un ser humano detrás, con sus problemas y dificultades, sus defectos y sus virtudes, y que pocos conocen (o desean en realidad, conocer). Marilyn tuvo que afrontar en su momento un contrato cerrado de media docena de películas, en las que siempre se le atribuía el papel de rubia guapa y ligera de cascos. Fue una oportunidad para darse a conocer y en realidad así fue, pero dejó tras de sí una imagen ya indeleble que no coincidía con sus capacidades reales.

– En su colección cuenta con muchos vestidos y objetos personales de Marilyn. ¿Cómo era su estilo lejos de la pantalla?

-Pues Marilyn, al contrario de lo que se pueda pensar, siempre escogía ropa cómoda para vestir, lejos de esos vestidos llenos de glamour que lucía en sus películas. Su armario personal, del que en la colección disponemos de muchas y variadas piezas, se puede comprobar como en la gran mayoría de los casos, buscaba más la comodidad que lucir glamurosa.

expo

-¿Ese halo de misterio que siempre la rodeó cree que ha contribuido a mantener vivo su recuerdo?

– Sin duda. La leyenda alrededor de Marilyn Monroe, y sobre todo, de su controvertida muerte, ha sido pasto de múltiples conjeturas, en su mayor parte sin fundamento alguno. Su vida fue apasionante, turbulenta y fugaz, dando lugar a una leyenda que jamás perecerá. Es más, diría que cada vez se aviva con más fuerza.

-Recientemente, un ex trabajador de la CIA ha confesado que fue el asesino de Marilyn Monroe. ¿Qué opina al respecto?

– A lo largo de los años, muchas noticias sobre la muerte de Marilyn han visto la luz sin fundamento alguno. Este es de nuevo un caso de noticia falsa, injustificable y caprichosa que se hace viral en internet sin previa contrastación por parte de la prensa. En cualquier caso, forma parte de esa vigencia como mito que comentaba antes, ya que se sigue alimentando la leyenda, aunque sea frivolizando sobre su desaparición.

El vestido de la película Tootsie, otra joya de la colección.
El vestido de la película Tootsie, otra joya de la colección.

– ¿Aparte de cinéfila, usted se considera una romántica, una investigadora o quizás una anticuaria?

– Pues me considero ante todo, una amante del cine. Creo que soy una afortunada porque he podido llevar mi pasión de toda la vida al terreno profesional, y como es natural, ahí comienza todo un proceso de investigación. Pero ni me considero una investigadora ni por supuesto una anticuaria, pues me nutro de piezas de todas las épocas, pasadas y presentes. El romanticismo forma parte de mi vida, naturalmente, pero no creo que afecte a mi interés por el mundo del cine de forma relevante, sólo lo justo y saludable.

– ¿Cuesta mucho mantener este tipo de colecciones que, además, viajan constantemente para respectivas exposiciones?

– La mayoría de objetos, vestidos y demás piezas requieren de un cuidado exhaustivo para evitar su deterioro lo máximo posible, pues algunos tienen más de 80 años, como la antorcha original de ‘King Kong’, que data de 1933. Siempre buscamos la manera más segura de exponer nuestra colección, tratando el material con el mayor cuidado posible y evitando riesgos innecesarios, tanto en los viajes como en su exhibición al público.

Bastón de baile de Fred Astair con la inicial de su nombre grabada en el puño.
Bastón de baile de Fred Astair con la inicial de su nombre grabada en el puño.

– ¿Cuándo puja por una pieza, qué siente en ese instante, sabiendo que hace tantos años lo utilizó alguien famoso?

– Esas sensaciones son muy difíciles de explicar. Tener entre tus manos las botas originales que usó James Dean en ‘Rebelde sin causa’, la espada original de ‘Conan, el Bárbaro’ o la pipa personal del mismísimo Humphrey Bogart, principalmente provoca un enorme respeto, pues tienes la responsabilidad de garantizarles un cuidado acorde a su valor; pero también alimenta mi sed de conocimiento por los mitos de Hollywood, a quien he admirado siempre y que me traen de vuelta a la mente tantos momentos maravillosos.

– Otras importantes estrellas del celuloide también integran parte de su colección sobre el glamour de Hollywood ¿Cuáles son las más importantes?

– Hay miles, pero por afinidad y gusto personal, destacaría la maravillosa época dorada de Hollywood; piezas originales y en su mayoría personales de Humphrey Bogart, Marlon Brando, James Dean, Gloria Swanson o Greta Garbo, entre tantos y tantos otros…

Guantes de Ava Gadner.
Guantes de Ava Gadner.

– ¿No ha pensado en crear un museo de las estrellas? 

– Sí, de hecho ese es uno de mis propósitos, aunque no es tarea sencilla. Llegar a tener mi propio museo exhibiendo las piezas de la colección sería la culminación de todos nuestros esfuerzos, que se verían ampliamente recompensados.

– ¿La colección seguirá creciendo?

– La colección seguirá creciendo, naturalmente, ya que la pasión por el cine sigue intacta.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario