FIRMAS Juan Velarde

Ciudadanos: ¿Un nuevo caballo de Troya? Por Juan Velarde

Se van a cargar un proyecto ilusionante. El rápido crecimiento en las encuestas del partido de Albert Rivera ha sido aprovechado, como suele sucede en este santo país llamado España, para que se suban al barco toda una serie de elementos poco deseables, chusma de la peor especie, que sólo busca el cortoplacismo de un puesto bien remunerado y, de paso, dinamitar desde dentro Ciudadanos.

Hace tiempo un buen amigo, digno de toda mi confianza, me dijo: “Velarde, ojo, te pongo sobre aviso que la organización en nuestra ciudad ha dejado de controlar quien entra en el partido y resulta que gente que ahora va en esas listas a las municipales se va de risas y copas con el alcalde que es de otro partido, obviamente”.

El problema es que lo que afectaba al partido en esa ciudad concreta empieza a extenderse como un cáncer por toda España y no parece que nadie sepa ponerle remedio, al menos desde la dirección nacional donde lo único que saben o pueden hacer es tirar de manual e impedir a sus dirigentes locales y autonómicos que suscriban pactos a tontas y a locas, como ha sucedido con el señor Juan Marín, que estaba loco por la música y por apoyar a Susana Díaz.

Periodista Digital tuvo acceso a un documento demoledor sobre lo que está pasando en el partido y varios militantes de base se han constituido en una especie de plataforma denominada Democracia en Ciudadanos que está exigiendo cuentas y limpieza a la dirección nacional para que no se deje colar goles a la hora de conformar las planchas electorales. Desde dentro, gentes del PSOE, del Podemos, del PP o de partidos nacionalistas se están metiendo cuales caballos de Troya para actuar como perfectos agentes dobles.

De hecho, me cuenta este amigo y confidente el caso de un tipo que va en una plancha de Ciudadanos y que al cuestionarle sobre su programa para un determinado problema local contesta con todo el papo que estaba esperando las instrucciones de la dirección en Barcelona. Vamos, igualito que aquellos políticos y periodistas que pasan diariamente por Génova 13 a recoger el ideario. ¡Qué jeta y qué cara!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario