Sin categorizar

Paula Modersohn-Becker y los artistas de Worpswede exponen sus dibujos en La Laguna

Elblogoferoz.- El Convento de Santo Domingo de La Laguna alberga hasta el próximo 1 de julio la muestra Paula Modersohn-Becker y los artistas de Worpswede. Dibujos e Impresos. 1895-1906, una exposición del Instituto de Relaciones Internacionales de Stuttgart (IFA por sus siglas en alemán) organizada por la Concejalía de Cultura de La Laguna gracias al apoyo del Consulado de la República Federal de Alemania. Constituye una de las principales muestras expositivas del año en Tenerife. El horario para visitarla es de lunes a viernes de 11:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas y los sábados de 11:00 a 14:00 horas.

La muestra ha sido presentada por la concejal de Cultura del Ayuntamiento de La Laguna, María José Castañeda, el comisario de la exposición y representante de IFA en España, Christoph Streider, el cónsul honorario en Tenerife, D. Ángel Hernández Hernández, en representación del Consulado de la República Federal de Alemania, y el catedrático de Historia del Arte Contemporáneo, Fernando Castro Borrego, asesor de arte de la Concejalía de Cultura.

Worpswede es el nombre de una pequeña aldea cerca de Bremen, directamente ligada a la colonia de artistas del mismo nombre. Es sinónimo de imágenes evocativas del ambiente de los paisajes nórdicos. El nombre remite también a un nuevo movimiento de jóvenes artistas y su alejamiento de los temas académicos tradicionales. Inspirados por la romántica idea de la naturaleza como maestra, Fritz Mackensen, Otto Modersohn, Heinrich Vogeler, Fritz Overbeck y Hans am Ende mudaron sus estudios de la ciudad al campo.

Paula Modersohn-Becker, que se unió a ellos unos años más tarde, fue la que emprendió el camino más radical entre los artistas de Worpswede, el camino al arte moderno. La influencia de la obra de Cézanne, Van Gogh y Gauguin alentaron a la artista a espalda a la reproducción de las apariencias y a buscar la esencia íntima de las cosas.

Hasta la fecha, las obras de Paula Modersohn-Bcker y la colonia de artistas de Worpswede no han perdido nada de su fascinación. Tanto en el ámbito artístico como en la sociedad, la discusión acerca del hombre, la naturaleza y el paisaje ha adquirido aún más actualidad. En los dibujos finos e impresos de esta exposición se ve reflejada la historia del final de una época, la pintura del siglo XIX, y el comienzo de algo nuevo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario