FIRMAS

Carta de un parado a quien corresponda. 1º de Mayo del trabajador. Por Joaquín Hernández

Me invita, mi amigo José Luis, Pepe para los amigos, que en su nombre envíe públicamente su carta a quien corresponda, asumo el reto y  adjunto el escrito, que dice textualmente:

A USTEDES LOS QUE DECIDEN:

Yo comencé mi vida de productor, como entonces se nos llamaba, a los 17 años, y de peón con los Piqué en la Cepsa. Soltero como yo estaba en aquella época –año 73- y aprovechando las horas de trabajo normales más algunas extras, ahorré unas pesetillas de aquéllas y así pude casarme, comprarme un pisito y dejar el de mis padres.

Aquí vi mis primeros indicios de prosperidad. Pasé de una vivienda pobre y carente de toda comodidad a otra con su sala, baño y cocina, que entonces me pareció de cine.

Pude comprarme un “simca 1000” que todo hijo de vecino soñara algún día. Nevera, tele un secador para mi señora y… vacaciones de 25 días que pasábamos en el Puerto de la Cruz.

¿Se imaginan ustedes, mayor felicidad  para un obrero canario que pasar unas vacaciones en el Puerto de la Cruz?

Pasó el tiempo y llego el año 1975 y con él la democracia. Y yo entonces me pregunté: ¿habrase visto mayor satisfacción para un hombre de mi condición que tener todo lo conseguido y además, redondear con la democracia que siempre soñé?

Para mí, esto fue el “encanto”. Pero como cada uno cuenta la feria como le va, ésta fue mi feria:

Me afilié en un partido de izquierdas y a una sindical de la misma mano, acudí a multitud de mítines, voté cantidad de veces y mi final de la feria es éste:

Estoy en el paro a 2 meses de su caducidad, mi coche se me cae de puro viejo y no veo la posibilidad de renovarlo como no sea por una patineta.

Los últimos plazos de la hipoteca de mi piso los veo de color panza de burro, los estudios de mis hijos de un tono parecido; mi cartilla de ahorros, antaño oronda, actualmente está de un famélico que no quiero mirarla,

Y de mi viaje anual al Puerto de la Cruz, que quiere usted que le diga. Solamente mencionarlo se me cae el alma al suelo. Porque temo de seguir así las cosas, mi próxima visita a ese querido lugar va a ser de lo más deprimente ya que imagino que no va a ser en calidad de veraneante, sino de mendigo.

Llegado a este punto y aparte yo preguntaría por si usted tiene la respuesta ¿de quién es la culpa de todo esto? ¿De los gobiernos anteriores, como se suele decir, de la banca o de los ayatolas políticos que no han sabido dar la talla?

Yo, lleno de pragmatismo y olvidando filias y fobias políticas, recuerdo que antes vivía bien y con esperanza en el futuro y actualmente lo veo más que negro, viviendo en continua zozobra por el porvenir de mi familia, mi entrañable mujer y mis queridos dos hijos.

Así que por favor, señores, hagan algo para que tantas familias como la mía volvamos a vivir “encantados” y si no es así, dedíquese a otra cosa y les quedaremos todos muy agradecidos.

Atentamente:

Fdo: Uno de las decenas de miles de parados de Canarias (34% de paro, en la cola de la estadística del desempleo en el Estado Español y la Unión Europea)

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario