Sin categorizar

UPyD propone que San Andrés sea un núcleo etnográfico dedicado a pesca y artesanía

Elblogoferoz.-Unión Progreso y Democracia (UPyD) en Santa Cruz de Tenerife considera que el pueblo de San Andrés es la puerta de entrada a Anaga, el más extenso en territorio de la capital y el que más tesoros etnográficos guarda, tanto desde una vertiente histórica como de su potencial actual para que sea capaz de conformar un atractivo y una actividad económica rentable.

Por esto desde UPyD se plantea la transformación de este núcleo, uno de los más importantes por población y como referente económico del distrito, en centro etnográfico, desde el que se resalten dos acciones vitales en la zona, como son la pesca y la artesanía.Así, según explica el candidato de esta formación a la Alcaldía de Santa Cruz en las próximas elecciones de mayo, Miguel Ángel González Suárez, “se trataría de preservar dos elementos esenciales, que por la falta de interés institucional están a punto de desaparecer, si no fuera por el empeño que han puesto los profesionales de ambos ramos en preservar dos elementos de nuestra tradición que, sin embargo, están corriendo un serio riesgo”.

González Suárez apuesta por transformar a San Andrés en el punto de referencia  de la etnografía en este territorio, creando estructuras que acojan de manera permanente una muestra de las diferentes actividades que se llevan a cabo en núcleos y caseríos de Anaga, conformando un centro de atracción turística y de información que, además, ayude a difundir los verdaderos valores de Anaga y el interés por conocer aún  más este territorio.

En este sentido, el candidato de UPyD cree que es necesario, “en primer lugar, solventar los problemas que no se han resuelto con el mal llamado plan de barrios, de manera que, con la intención de que el núcleo de San Andrés se transforme en peatonal, se puedan poner en marcha una serie de proyectos de rehabilitación, siempre en consenso con los vecinos, para obtener la parte más tradicional del lugar”. De esta manera, González Suárez asegura que el pueblo puede ser de manera permanente o en ocasiones puntuales y fines de semana, un centro abierto a la artesanía y las tradiciones, así como a la venta de productos del mar y agrícolas, que aproveche el flujo turístico que representa la llegada de cruceristas cada semana al puerto capitalino o atraer a buena parte de los millones de turistas que visitan la isla cada año”.

No obstante, San Andrés es un pueblo pesquero por excelencia, y es en este aspecto en el que se centrarán en mayor medida los esfuerzos de transformación de la zona, dando especial relevancia a esta actividad que, “bajo la presión y falta de apoyo de las instituciones, no ha hecho más que ir perdiendo peso específico en los últimos años”.El candidato de UPyD a la Alcaldía capitalina anuncia que, ante los problemas que representa contar con una cofradía de pescados que se encuentra dentro del espacio de dominio marítimo terrestre, la primera decisión que “hay que adoptar para otorgar estabilidad al sector es habilitar un nuevo espacio en el que estos profesionales estén de acuerdo”.

Por ello, indicó, “hay que abrir un proceso de diálogo, esta vez con luz y taquígrafo, para que luego no pase lo de siempre, que los acuerdo acaban siendo verbales y nadie se acuerda, y buscar en el pueblo el lugar adecuado para acoger a la cofradía, que sería un espacio no solo para la administración de los profesionales, sino que se uniría al resto de acciones puestas en marcha en San Andrés como atractivo, ofreciendo un museo del pescador, donde se explique la historio del pueblo, un servicio de restaurante y centro en el que se pueda seguir la actividad diaria de esta profesión”.

El candidato dijo que, también hay que poner en valor el pequeño puerto pesquero, de manera que también forme parte del atractivo de la zona, “algo que solo será posible si se cumple otro compromiso incumplido con los pescadores, que es el de construirles, de una vez por todas, los cuartos en los que guardar sus instrumentos de trabajo, porque no es digno que aún sigan en viejos y oxidados contenedores de carga”.

Esta parte del litoral se uniría a esa otra oferta etnográfica, de manera que los visitantes puedan conocer más de cerca como es la actividad de la pesca.Por último, Miguel Ángel González Suárez aseguró que también hay que adoptar medidas, “sin contemplaciones, para que todas aquellas embarcaciones de recreo o que no se dediquen a la pesca de manera profesional y que no pertenecen a los pescadores autorizados, desaparezcan del embarcadero de Las Teresitas, de manera que se acabe con el impacto ecológico en primer lugar y, el visual, en segundo lugar. Se trata de establecer con Costas un diálogo realista y a la altura de un pueblo que guarda aún sus tradiciones y que pretendemos que sigan vigentes”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario