FIRMAS

El trasvase en España de la Onda Media a la Frecuencia Modulada. Por Gorka Zumeta

La revisión de la historia revela batallas imposibles

Repasar la historia, cuando la perspectiva la enriquece y la atempera, conlleva un análisis en torno a lo que hicieron nuestros predecesores que debe movernos a la reflexión. El episodio en el que voy a detenerme en las próximas líneas centra buena parte del desarrollo de la radio en España a finales de los años 80 y décadas posteriores, hasta hoy día, incluso. Hace 28 años que surgió una polémica en la radio que lideró Radio Nacional de España, entonces dirigida por el periodista Eduardo Sotillos.

La salida de Luis del Olmo de RNE, camino de 
Cope, precipitó muchos cambios en la radio española

Antena 3 de Radio triunfaba en el panorama radiofónico español. A las 6 de la mañana arrancaba “El primero de la mañana”, con Antonio Herrero y continuaba Miguel Ángel Nieto con su “Viva la Gente”. En la emisora del Grupo Z y Javier Godó también tenían su hueco, a las 21:00 horas, “Gomaespuma”, Guillermo Fesser y Juan Luis Cano, y hasta Jesús Hermida en su “Hora 0”. Cinco años después, en 1992, Antena 3 Radio logró superar en el EGM a la invicta Sociedad Española de Radiodifusión.

En este mismo contexto, la radio pública iba en caída libre. En 1982, año del nacimiento de Antena 3 Radio, RNE concentraba en su programación 5.085.000 oyentes de españoles, que escuchaban sus emisiones. Sin embargo, en la segunda ola de 1987, la cadena de radio pública solo contaba con 2.191.000 oyentes. Dicho de otra forma, desde 1982 Radio 1, de RNE, perdía una media de 50.000 oyentes por mes, en total unos tres millones. Aquello era una auténtica sangría. La salida de Luis del Olmo en 1983 hacia la Cope, o de Alejo García, o de Jesús Quintero, “El Loco de la Colina”, iban dejando huérfana a la “Casa de la Radio”.

¿Cuál era el escenario tecnológico donde se situaban las emisiones de la radio de finales de los 80 en España? Se estaba produciendo un trasvase de oyentes que algunos se negaban a ver. Antena 3 Radio demostró que la banda de Frecuencia Modulada (FM) servía para algo más que para difundir radiofórmula musical. También servía para emitir radio generalista, con una extraordinaria calidad. Y mucho éxito, por cierto.

Alejo Jesús García Ortega, en RNE, uno de  los pioneros 
en dar la palabra en libertad a los oyentes 
('Directo, directo')

La SERRNE y Cope emitían preferentemente su programación convencional en Onda Media, mientras que Antena 3 Radio se atrevió a modificar unilateralmente ese statu quo. Eladio Gutiérrez, entonces director de ingeniería de RNE, le propuso a su director, Eduardo Sotillos, duplicar la emisión de los programas de Radio 1 por FM, “porque el escenario estaba cambiado, a raíz de la irrupción de Antena 3 de Radio”. Sotillos oficializó la propuesta y delegó la operación en el propio Gutiérrez. Otras cadenas de radio públicas europeas habían empezado poco tiempo atrás a duplicar sus programaciones entre la OM y la FM.

Pero lo que no podía esperar RNE era la batalla que iba a presentar el entonces director general de la SER, Eugenio Galdón, en su calidad de presidente de turno de la Asociación Española de Radio Comercial (AERC). Galdón se lanzó a la yugular de los responsables de la radio pública aduciendo irregularidades en el proceso técnico de duplicación de señales, y denunciando que la frecuencia de FM en la que pretendían duplicar su señal convencional de OM estaba autorizada, según los acuerdos internacionales firmados en Ginebra en 1985, para la instalación de un centro emisor en Navacerrada, y no en Madrid, en Torrespaña, donde se estaban haciendo las pruebas pertinentes.

Eugenio Galdón, director general 
de la SER en aquel tiempo

Según Galdón, la puesta en marcha de Radio 1 a través del 104.9 de la FM madrileña, con poste en Torrespaña, afectaba a un arco de 500 a 800 metros alrededor del ‘Pirulí’, lo que terminaría afectando a unas 350.000 personas de esa área y, lo más grave, a dos emisoras que coexistían en las proximidades de ese dial: Antena 3 de Radio (104.3 FM) y Radio Minuto (105.4 FM), ésta última (antes Radio El País) propiedad de Prisa y dirigida por el mencionado Galdón.

Galdón llegó a afirmar que “si la Administración consiente este abuso, perderá con ello cualquier autoridad frente a los medios privados”. Su cerrazón al paso de RNE de duplicar sus emisiones convencionales en banda de FM era manifiesta.

Eladio Gutiérrez salió al paso de la dura oposición de Eugenio Galdón, que representaba a las cadenas comerciales, aparte de a sí mismo, al frente de la SER. El director de ingeniería de la radio pública trasladó al debate público que la única intención de RNE era “hacer frente al desplazamiento de la audiencia a la FM”. La radio pública, en una situación angustiosa de pérdida de oyentes, buscaba resituarse en el caladero que más oyentes de radio atraía: la frecuencia modulada, amparada además en el éxito paulatino que obtenían las emisiones de Antena 3 de Radio.

Galdón no cejó en su empeño y, lejos de relajar su discurso ante la evidencia, replicó diciendo que «la política de ocupación del dial no soluciona los problemas de audiencia. El ente público ya dispone de dos emisoras en onda media y de cuatro en FM, y no conseguirá más oyentes por el mero hecho de que siga aumentando su presencia en el dial”.

Eladio Gutierrez, el hombre que tuvo l
a visión de  ampliar a FM la señal de OM 
de Radio 1 (RNE)

La guerra estaba en pleno auge entre la radio pública y la radio privada. Antena 3 de Radio era el convidado de piedra, y la que había provocado el trasvase de parte de la audiencia, emigrada de la OM. RNE siguió adelante con sus pruebas, y los hechos dieron la razón a la cadena pública, tanto es así que la SER fue incorporando a muchas capitales de provincia, y pequeños pueblos, postes de FM desde los que emitía su programación generalista. Si algo hizo que la SER resurgiera más fuerte que nunca en términos de audiencia fue la suma, años más tarde, de las ‘doses’, las FM que quedaron liberadas tras la fusión de Radio Minuto y Radio 80 Serie Oro (1993).

Es cierto, no obstante, y negarlo sería un error, que RNE siempre ha ostentado una posición privilegiada en postes emisores y presencia, tanto en OM como en FM, lo cual no le ha garantizado, ni mucho menos, el liderazgo en las audiencias de la radio española. De hecho, la cobertura rural que posee RNE no es comparable de ninguna manera a la que posee, por ejemplo, la SER, claramente por debajo, aunque sí superior a la del resto de cadenas comerciales.

Antena 3 de Radio no solo revolucionó el EGM y dio un golpe de mano a la guerra de las audiencias, sino que orientó el mercado radiofónico español hacia un nuevo escenario tecnológico que aún hoy sigue siendo el más importante de la radio española: el de la frecuencia modulada. Mientras que, hoy en día, las ondas medias agonizan –con excepciones- y de hecho tanto la SER como RNE están trabajando en readaptar sus gastos reduciendo la potencia de sus emisiones en OM, la frecuencia modulada goza de una extraordinaria “mala salud de hierro” que, aunque trabaja en un nicho maduro, sin apenas crecimiento, sí concentra el 90 por ciento de la inversión publicitaria del medio radio en nuestro país.

Torrespaña sigue concentrando la difusión de la señal 
de numerosos canales, de radio y TV, públicos y privados

La pataleta de Eugenio Galdón intentando frenar lo imparable, hoy, visto con perspectiva, nos hace sonreír. La escasa visión de futuro de aquel contexto que estaba propiciando Antena 3 de Radio, y los propios intereses particulares, ofuscaban la mirada del director general de la SER que solo veía un palmo delante de él.

La necesidad, casi desesperada, de RNE de “salir en busca del oyente perdido” en la FM, le condujo a reordenar el paisaje radiofónico español, potenciando un crecimiento espectacular de la banda de FM que, desde los años 87 a 90 del pasado siglo albergaron no solo emisoras musicales (entre ellas ‘Los 40 Principales”), sino también cadenas generalistas. Cuando todas –Antena 3 de Radio, RNE, Cope y SER– ocuparon sus posiciones en la FM de todas las grandes ciudades de España la radio cambió y demostró que, una vez más, se había adaptado a los nuevos tiempos, y se había modernizado.

La llegada de la radio online, 
hito en la historia de la radio

El siguiente paso que le reserva la historia a la radio, no solo en España, sino en el mundo, es la radio online. Internet concentra un nuevo escenario de la radio a nivel global. Nunca hasta ahora la radio había tenido tantas posibilidades de difundirse sin lastres administrativos o políticos, y con unos costes mucho más ajustados que la radio analógica. Éste es, ahora, el gran reto de la radiodifusión mundial. Nadie puede ponerle puertas al campo. La libertad de constituir una nueva oferta de radio online es absoluta. Pero no todas lograrán encontrar su nicho. Solo aquellas que sean capaces de conectar con un público que les distinga con su fidelidad, a cambio de una especialización y una calidad como principales atractivos. Aprendamos la lección de la historia.

La FM nació asociada al suicidio de su inventor

Se cuenta desde la web ExperienSense,  de la marca HTC, que la FM fue un invento rechazado. El creador de esta nueva banda de radiodifusión de audio, allá por los años 30 del siglo pasado, fue el estadounidense Edwin Howard Armstrong, quien consiguió un nuevo sistema que eliminaba las interferencias en el sonido y mejoraba muchísimo la calidad de emisión. Sin embargo, la RCA (Radio Corporation of America), vio en ello una amenaza, tras haber construido un imperio con la onda corta, y boicoteó la nueva tecnología. Armstrong hizo todo lo posible por defender su proyecto pero, derrotado, se suicidó en 1954.

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • No es necesario añadir la coletilla «del siglo pasado», estupidez que se está imponiendo, desgraciadamente.
    Para cualquier persona con dos dedos de frente está claro que si alguien se refiere a los años 30 o a «los años del 87 al 90», está hablando del siglo pasado, y más si está escribiendo sobre radiodifusión.