Sin categorizar

La Audiencia de Cuentas deja patente la insuficiencia financiera del Estado para cubrir los servicios públicos

AGENCIAS.- El presidente del Audiencia de Cuentas de Canarias, Rafael Díaz, ha presentado hoy martes en comisión parlamentaria el informe sobre la cuenta general de la Comunidad Autónoma correspondiente al ejercicio 2013, donde deja patente la insuficiencia de la financiación del Estado respecto a la cobertura de los servicios públicos esenciales en el archipiélago.

La mayor cuantía del gasto en 2013 se realizó en Sanidad (42,1%) y Educación (23,4%), que junto con Acción Social (4,1%) conforman los denominados servicios públicos fundamentales; sin embargo, Rafael Díaz recordó que su cobertura financiera corresponde al Estado, la cual, dijo, “fue insuficiente a pesar de los recortes en los gastos realizados en los últimos años, debiendo aportar la Comunidad Autónoma recursos propios en detrimento de otros servicios”.

Por parte de los grupos, el diputado Emilio Mayoral (PSOE) coincidió con el presidente de la Audiencia de Cuentas en que durante estos años Canarias “ha asistido -y todavía sigue asistiendo- a una insuficiencia financiera del Estado para poder cubrir los servicios públicos”, opinión que también fue compartida por José Miguel Barragán (CC), que abogó por una mejora del sistema de financiación para poder mantener estos servicios.

La diputada Mercedes Roldós, del PP, recordó que el sistema de financiación aprobado en 2009 supuso una mayor cesión a las comunidades autónomas de la recaudación de tributos, y aclaró que cuando el Partido Popular llegó al Gobierno en 2011, se encontró con 100.000 millones de euros menos como consecuencia de la caída de ingresos, la falta de confianza de los mercados y la elevada prima de riesgo.

Conclusiones del informe
De acuerdo a las conclusiones del informe, Díaz explicó que ha mejorado la estimación del presupuesto inicial del sector público, con un saldo positivo de 88,3 millones de euros, resultado de la diferencia entre los ingresos (6.732,4 millones) y los gastos (6.644,2 millones), cambiando la tendencia de años anteriores, además de la considerable reducción del importe de acreedores pendientes de aplicar el presupuesto, que ascendió a 205 millones.

Las principales fuentes de ingresos fueron las aportaciones del Estado, al suponer el 62,8% de los recursos, seguida de la financiación adquirida a través de operaciones de crédito, con el 15,6%. Desde la perspectiva del gasto, el importe se contuvo prácticamente en todas las políticas públicas.

En este apartado, el presupuesto inicial ascendía a 6.358,7 millones de euros, ejecutándose el 97,9% de los gastos y el 97,4% de los ingresos, y obteniendo un saldo presupuestario positivo de 9,5 millones de euros. No obstante, al ajustarse con los remanentes, el resultado presupuestario cambió de signo, siendo negativo por valor de 13 millones de euros, indicativo del desequilibrio entre ingresos y gastos originados en el ejercicio.

En cuanto al bloque de financiación canario, la Audiencia de Cuentas detectó que los pagos de las entregas a cuenta de los cabildos se hicieron efectivas antes del plazo establecido, lo que, según Rafael Díaz, podría originar una pérdida para la Comunidad Autónoma en el importe de los intereses generados. Asimismo, se detectó una insuficiencia financiera por parte de las fundaciones que, en algunos casos, ponen en peligro su viabilidad.

Entre las conclusiones, el presidente de la Audiencia de Cuentas insistió en que es necesario que se realice un mayor control de las contrataciones de personal del sector público empresarial para conseguir una mayor eficiencia del mismo. Por otra parte, estima que debe regularse la definición de objetivos e indicadores para hacer un seguimiento efectivo de su actividad, tanto en las memorias previas como en los informes económicos posteriores sobre la gestión realizada.

Finalmente, Rafael Díaz confirmó que se han tenido en cuenta algunas recomendaciones que propuso en el ejercicio anterior como, por ejemplo, el ajuste en ejercicios cerrados del importe pendiente de cobro contabilizado a la cifra real. También, en relación a la Tesorería se ha mejorado la regularización de los pagos en concepto de amortización de deuda pública.

Financiación extra
Respecto a la insuficiencia financiera de las fundaciones detectada por órgano fiscalizador, el diputado Emilio Mayoral achacó este hecho a la alta dependencia del sector público empresarial, por lo que creyó necesario la obtención de alguna financiación extra por parte de otras entidades privadas para su mantenimiento.

José Miguel Barragán, por su parte, destacó la mejora en la gestión de los recursos económicos de la Comunidad Autónoma y el peso que ha tenido la Sanidad en los presupuestos y el resto de servicios públicos esenciales, a los que el Gobierno destinó 7,3 de cada 10 euros.

Por último, la diputada Mercedes Roldós criticó los malos resultados obtenidos por el área de Sanidad a pesar de que el gasto en 2013 fue de 1.229 euros por habitante y año, una cifra superior a la media del estado. “Por tanto, no existe sólo un problema de financiación, sino también de gestión”, recalcó.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario