Canarias ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Turismo

La Cámara pide a los sindicatos que cesen en su campaña contra los empresarios del sector turístico

Elblogoferoz.– La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife considera que la campaña que los sindicatos UGT y CC.OO mantienen permanentemente contra los empresarios turísticos a lo que acusan de no crear empleo está fuera de lugar y es contraria a los intereses de la propia economía canaria.  “No se puede seguir dañando y difamando a un sector que representa más del 27% del PIB y el 33% del empleo que genera la economía canaria”, según apunta el presidente de la institución cameral, José Luis García quien además señala que hay que “ hay que valorar el esfuerzo que los hoteleros han hecho por mejorar su competitividad no solo manteniendo a flote, en un contexto de gravísima crisis económica, los más de 123.000 empleos directos que dependen de sus negocios, sino además, reforzando y ampliando sus plantillas”.

En este sentido, la Cámara pide a las centrales sindicales que busquen un mayor entendimiento con las patronales hoteleras, especialmente en materia de empleo, porque si hay un sector que tiene una capacidad de arrastre clave en el resto de las actividades que conforman la economía canaria ese es el sector turístico. “La recuperación de sectores como el comercio y la construcción tienen mucho que ver con el dinamismo y la vitalidad que muestra la industria turística, cuya actividad hay que proteger porque de sus proyectos de inversión –tanto en construcción como remodelación de planta hotelera y de espacios turísticos- depende la creación de miles de empleo”, comenta García Martínez.

Por otra parte, la Cámara de Comercio también se ha sumado a las críticas de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel contra el impuesto sobre estancias en alojamientos turísticos propuesto por Nueva Canarias  y promovido por las centrales sindicales UGT y Comisiones Obreras.

La entidad cameral advierte que este tributo supone un agravio comparativo para los destinos canarios con respecto al resto de España, así como a otros países competidores.  Las tasas encarecen los destinos en los que se imponen discriminándolos respecto a los que no la tienen este impuesto turístico, «cuyos efectos económicos pueden ser a corto plazo bastante más lesivos que la deseada mejora de recaudación supuestamente para usos finalistas del sector».

La Cámara de Comercio advierte de que la nueva tasa puede truncar la buena marcha de la industria turística que ha sido el único sector que no solo ha evitado la destrucción de empleo, sino que además ha mejorado su actividad. La aplicación de un nuevo impuesto dañaría, por lo tanto, la sostenibilidad y competitividad de la industria turística, sector tractor de la economía canaria y del empleo, clave para la recuperación económica de las Islas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario