FIRMAS

Entrevista a Laura Romero, Radioimaginamos (I). Por Gorka Zumeta

“Hay un tipo de audiencia que se les está escapando a las grandes radios”

La radio tiene muchas caras. Y ésta –la que presentamos hoy- es una de sus más valoradas en el oficio: la radio total, también conocida como radio-arte, en la que confluyen todos los géneros en uno: el documental, la entrevista, la información, la música, donde todos los elementos que componen el producto radiofónico final tienen entidad propia y razón de ser. Es radio muy elaborada y valorada por quienes amamos el medio y tremendamente evocadora. Radioimaginamos es el proyecto de Laura Romero, una joven inquieta a quien le atraía el gran valor del sonido. En esta entrevista nos traslada su concepto de radio, habla de cómo ve el sector, y de cómo España se encuentra a distancia de lo que ocurre con este tipo de radio fuera de nuestras fronteras. Si a menudo, desde este mismo blog, he reivindicado la necesidad de buscar nuevos caminos de experimentación para enriquecer los formatos y la radio en general, éste, el de Radioimaginamos, es un excelente banco de pruebas para hacer crecer la radio, y garantizar su evolución, más allá del ombliguismo en que parece estar sumida. Radioimaginamos ha tenido una evolución en Verkami, otro proyecto que acaba de nacer, y que necesita ayuda para crecer y desarrollarse. Pero vamos por partes, les presento a Laura Romero.

Laura Romero se acercó a la radio atraída por  la fuerza del sonido

-Tengo entendido que tu formación ha estado vinculada a la radio, como técnico de sonido, como locutora, trabajaste en Canal Nou y eres también actriz de doblaje. ¿Por qué te atrajo tanto el mundo de la radio?

-La radio me atrajo porque es sonido. Me atrajo desde un sentido más sensorial o estético y no tan periodístico, supongo que por eso preferí estudiar ‘Comunicación Audiovisual’ en lugar de ‘Periodismo’. En realidad, llegué a la radio a través de la música. Mi pasión siempre ha sido escuchar música y los sonidos en sí. Cuando empecé a coleccionar discos no me fijaba precisamente en las letras de los artistas que escuchaba, sino en cómo sonaba y sobre todo, en las sensaciones que me provocaba una melodía o una composición según sus texturas, colores, intenciones… La radio me brindó la oportunidad de jugar con todos esos matices en un sentido más narrativo.

-Si has trabajado como locutora, como técnico de sonido, te habrás enfrentado al RITMO que vive la radio hoy día, ritmos trepidantes que no permiten dedicarle tiempo para digerir todos los sonidos que forman parte de un producto radiofónico… Es como si el tempus fugit… imprimiera mayor tensión a la narración, de manera que hoy se consume radio como si consumiéramos una Coca Cola…, sin reflexionar sobre lo que hacemos… o lo que escuchamos… ¿Qué opinión te merece este comentario?

-Habría que distinguir entre el ritmo que damos a un programa, a una pieza, en un sentido narrativo y de montaje, que resulta clave para mantener la atención, y el ritmo frenético que desgraciadamente sufrimos los productores y periodistas en una emisora: la cultura de la rapidez, de la inmediatez, de producir como “churros” sin detenerse a mimar lo que hacemos impide esa invitación a la reflexión, tanto para nosotros como para los oyentes. Por eso intento de alguna manera escapar de ese ritmo opresor llevando a cabo otras alternativas de producción radiofónica.

Laura Romero, en plena entrevista

-¿La radio está descuidada, en tu opinión, Laura? ¿Cuál es tu radiografía?

-Pues tengo dos opiniones: la radio en el estado español, sí, está descuidada en general. Las grandes radios siguen repitiendo las mismas fórmulas, y aunque avanzan en cuanto a su aplicación en las tecnologías digitales y en Internet, no lo hacen en cuanto a nuevos formatos. Hay un tipo de audiencia que se les está escapando. La parte que no está descuidada es la de los nuevos profesionales: hay mucho talento y gente muy preparada, con ideas, con empeño, pero con pocas oportunidades.

-¿Y fuera de España?

-Va a años luz por delante de nosotros. Hoy en día mis producciones de referencia y que creo están marcando tendencia se ubican en EEUU, Francia, Alemania y Australia.  Casi toda la radio que escucho en lengua española me aburre. ¡Esto es gravísimo!

-¡Mucho! Comparto contigo el regusto por los sonidos limpios, enteros, compartidos y mezclados. Por la radio bien hecha. Desde el Radio Arte hasta el documental… Recuerdo que tuve la suerte de acudir, en representación de la Cadena SER, como jurado de los Prix Montecarlo e Italia y se me abrió delante de mí un paisaje sonoro que nunca hubiera imaginado. Por ponerte un ejemplo, uno de los programas que triunfó (hablo de principios de los 90), de la RAI, se titulaba “Fuochi d’artificio” (Fuegos Artificiales) y era un prodigio de sonidos -¡un programa de radio dedicado a los fuegos artificiales!-, tan sugerentes como brillantes. ¿Los que hacéis este tipo de radio os consideráis una ‘rara avis’? ¿O unos privilegiados?

-Bueno, no considero que yo sea una privilegiada ni que yo sea “de los que hacemos este tipo de radio”, yo simplemente soy una profesional que prefiere trabajar de cierta manera y que rechaza la precariedad y la falta de calidad cuando podemos (y debemos) hacerlo mejor. ¡Me gusta tanto hacer radio en directo en un magacine cultural como crear piezas artísticas o profundizar en un documental. Aparte, estoy vinculada a la docencia y el mundo universitario y pienso que eso también me abre la mente a la hora de encontrar nuevas maneras de narrar con el audio y de sorprender. La radio creativa o artística abre campos de acción muy interesantes tanto para el locutor de deportes como para el realizador de cuñas publicitarias como para el técnico de retransmisiones. Creo que es importante estar abiertos al audio en todo su esplendor y no esclavizarnos al relato de “solo palabra” y de las cancioncitas “de relleno”.

Laura Romero imaginando formas y contenidos

-Poner en marcha ‘Radioimaginamos’ ha sido una ‘salida vital para canalizar tu pasión por esta radio’? ¿Tenías que encontrar un soporte para canalizar toda tu energía creadora en este medio?

-Sí, sin ir más lejos, fue así como surgió. Lo creé también para reunir en un portal público toda la información que pudiera para mi tesis doctoral. Gracias a la web he conocido gente y proyectos muy admirables. Para mí ha sido también un trabajo de campo muy válido para mi investigación. Me ha permitido aprender, compartir y emprender proyectos sonoros arriesgados.

-¿Hay algún otro medio que genere tantos mundos interiores en una persona como la radio?

-Como te decía, para mí la música o simplemente la escucha de sonidos me evoca muchas sensaciones que conectan con mi intimidad y mi mundo interior, y esto es lo que me ha llevado a ver la radio de la misma manera. Supongo que cada persona crea su espacio personal de expresión a través de algún arte, desarrollando alguna pasión por algo.

-¿Cada persona –cada oyente-es un mundo?

-¡Claro! Esto es algo muy personal de cada uno. Es una cuestión de sensibilidades, hay personas que alimentan su mundo interior simplemente leyendo una novela y otras que diseñan, cantan, bailan. Pero no hace falta ser un artista para estremecerse. Para mí el sonido conecta con el subconsciente, es capaz de crear imágenes mentales fidedignas que siempre son únicas en cada individuo, es algo muy personal y por eso creo que muy potente. Ese punto es el que le da a la radio su toque mágico, ¿por qué no trabajarlo y explotarlo? ¡No lo estamos haciendo!

-Defines ‘Radioimaginamos’ como un webzine de creación sonora y radiofónica. ¿En tres líneas, qué más es ‘Radioimaginamos’?

Radioimaginamos ha sido desde 2009 un portal para compartir información y desarrollar artículos en lengua hispana que visibilizaran los nuevos modos de narración y creación radiofónica en el mundo. Se une tanto mi interés como realizadora como de investigadora.

Continúa

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario