Sin categorizar

UPyD exige la retirada de la ITE en la capital tinerfeña

Elblogoferoz.-.- Unión Progreso y Democracia (UPyD) en Santa Cruz de Tenerife reclama la inmediata retirada de la Inspección Técnica de Edificios (ITE) en Santa Cruz, pues asegura que “tras la medida electoralista” del concejal de Urbanismo, el socialista José Ángel Martín, de establecer un nuevo aplazamiento para incorporar modificaciones, “lo que tendría que hacer el socio de gobierno de CC es, reconocer, una vez más, que se han equivocado; volver a pedir disculpas a los vecinos y, dejar la inspección para mejores tiempos”.

El candidato de UPyD a la Alcaldía de la capital en las próximas elecciones de mayo, Miguel Ángel González Suárez, manifestó que la ITE no ha sido más que “un pretexto recaudador; un instrumento de control de los vecinos que, cuando el concejal de Urbanismo ha visto la reacción popular de rechazo, como buen populista, se ha apresurado a retirar”.

González calificó al también primer teniente de alcalde de “electoralista”, pues señaló que “primero impone unas normas que lo único que hacen es perjudicar a las familias y, cuando ve que la gente se le echa encima, se apresura  retirar su entrada en vigor hasta después de las elecciones, alegando que lo hace con la intención de modificar el texto con las aportaciones vecinales”.  En este sentido, el candidato de UPyD asevera que “Martín parece que se olvida de incorporar a esa modificación el rechazo generalizado a la medida, porque rechaza hablar de las tasas y de que aún no ha sido capaz de explicar de manera clara cuáles son las subvenciones y ayudas que ha prometido, y que no aparecen ni en los presupuestos ni en los acuerdos con otras administraciones”.

Por ello, Miguel Ángel González Suárez le exige al concejal de Urbanismo, y al alcalde, José Manuel Bermúdez (CC), como primer responsable de las decisiones que se toman en la ciudad, que “retiren esta nueva norma, y que de esta manera le eviten el mal trago a muchas familias de la ciudad que tienen muchos problemas económicos y que, con apenas 400 euros al mes de ingresos o en situación de desempleo, no pueden hacer frente al abono de los requisitos que se exigen en la ordenanza o las posibles obras que deban afrontar”. Al respecto, dijo que “resulta ridículo que Martín se haya escudado en 100.000 euros para hacer frente a las ayudas, cuando esa cifra no es suficiente para el volumen de actuaciones que se derivarían de las inspecciones y, por supuesto, no aparece por ningún lado.

El concejal está aún a tiempo –añadió- de ahorrarle a los chicharreros muchos disgustos, como así han optado otros municipios, que han decidido dejar su ITE para mejores tiempos o la han adaptado para que no sea tan dolosa para sus vecinos, suprimiendo algunas tasas que en Santa Cruz sí que se pretende cobrar”. Miguel Ángel González Suárez entiende que una inspección de los edificios de una ciudad, sobre todo cuando ya ha pasado un tiempo determinado desde su construcción, “es necesaria e imprescindible por motivos de seguridad”, aunque precisa que “una norma de estas características no se puede improvisar como se viene haciendo en Santa Cruz y sin tener en cuenta las singularidades de sus cinco distritos, con realidades muy diferentes de sus vecinos, de su geografía y formas de vivir, con las que han implantado el sistema del miedo y la persecución de cara a las inspecciones”.

Por todo ello, el candidato de UPyD le exige a los miembros del pacto de Gobierno en Santa Cruz que “pidan una vez más disculpas a los vecinos por su falta de seriedad y sensibilidad, y que se dejen de jugar con ellos por intereses electorales y que afronten la única postura posible en una ciudad que no han sabido sacar de la apatía y que aún ronda una tasa de paro del 30% y, que no es otra que, dejar si aplicación la ITE hasta que la situación de los vecinos lo permita”.

Por último, González Suárez señaló que “no se puede improvisar con algo tan serio y en lo que no se distingue ni la zona de residencia y su idiosincrasia o el poder adquisitivo de las personas. Esta ordenanza es, a todas luces, un ejemplo de desigualdad e improvisación, que ha encontrado una respuesta social de rechazo que está justo a la altura de la mayor chapuza de los últimos años llevada a cabo en un consistorio que no piensa en las personas, sino en su rédito político”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario