Y si Podemos llega al Gobierno… Por Amando de Miguel

Ene 16, 2015 2 comentarios por

En política resulta fundamental la distinción izquierda-derecha. Los partidos de derecha tratan de defender la libertad. Los partidos de izquierda presionan para ampliar la igualdad. Ambos apoyan la democracia. Las personas que se dicen “ni de derechas, ni de izquierdas” o “de centro” suelen ser de derechas. Las ideologías que no se basan en la democracia -aunque se les llene la boca con esa palabra- tienden a ser revolucionarias, antisistema, retrógradas.

“Podemos” es un movimiento antisistema más que un partido de izquierdas o de derechas. Su modelo explícito es el castrismo, el chavismo, el peronismo, el evomoralismo, es decir, movimientos con ínfulas totalitarias. Su verdadero modelo implícito es el totalitarismo leninista o nazi.

Resulta asombroso el paralelismo de “Podemos” con el movimiento nazi de hace casi un siglo. Aportaré diez observaciones para llegar a tal conclusión:

  1. Los dirigentes de ambos movimientos constituyen un grupo de jóvenes varones descamisados con un lenguaje sexista.
  2. En los dos grupos se muestra el endiosamiento de un caudillo histriónico, incluso con el aditamento de un capricho capilar. En Hitler fue el extraño bigote, en Pablo Iglesias la coleta.
  3. Tanto Hitler como Iglesias muestran un extraordinario dominio de la propaganda con las técnicas nuevas: Hitler con la radio, Iglesias con las redes.
  4. Ambos movimientos apelan al sentimiento de “privación relativa” de las clases medias, aturdidas por las respectivas crisis económicas.
  5. El éxito de la operación se apoya en inventar un culpable difuso de los reales nacionales: los “judíos” para los nazis y la “casta” para “Podemos”.
  6. Los nazis se distinguieron por un símbolo pagano, profusamente repetido: la esvástica. Los seguidores de “Podemos” lucen otro símbolo pagano, el ouroboros (la serpiente que se muerde la cola), aunque de momento no lo difunden mucho.
  7. Uno y otro se apropian de la identificación formal con el socialismo, lejos de la socialdemocracia.
  8. Los nazis asaltaron el poder mediante sucesivas elecciones en las que fueron ganando cada vez más diputados. “Podemos” se basa en la misma táctica.
  9. Ambos movimientos se caracterizan por un fuerte voluntarismo. Es evidente en el título de “podemos” o “se puede”.
  10. Los nazis gozaron del apoyo de algunos poderosos industriales: Henry Ford, los fabricantes de armas y vehículos en Alemania. Está por ver un parecido engarce en el caso de “Podemos”. De momento lo sustituyen por el apoyo del régimen de Venezuela.        

A la izquierda española le molesta extraordinariamente que se compare a “Podemos” con movimientos totalitarios. La razón es que tanto comunistas como socialistas piensan que, aliándose con “Podemos” llegarán al Gobierno, pero fagocitando a IU y al PSOE. Precisamente, la analogía histórica con los nazis nos dice que Hitler se apoyó en la izquierda de su tiempo para llegar al poder. Una vez en esa cima, aniquiló la izquierda alemana de su tiempo.

Quizá extrañe el vaticinio de que “Podemos” va a llegar al Gobierno en España. Es lo más probable. Conseguirá pronto 10 millones de votos. Su electorado potencial se compone principalmente de amas de casa, jubilados y sobre todo jóvenes con más estudios y menor nivel de vida que sus padres.

 Instalado en el poder, “Podemos” acabará con la libertad y creará más desigualdades. 

Fuente: ASSOPRESS
FIRMAS

Acerca del autor

El autor no ha rellenado su perfil aún

2 respuestas to “Y si Podemos llega al Gobierno… Por Amando de Miguel”

  1. Dora says:

    La filosofía totalitaria, antidemocrática y liberticida de Podemos no se nos oculta a pesar de que sus votantes no lo quieren ver. Podrían manifestarse con la misma prepotencia que lo ha hecho Donald Trump afirmando que no perdería votos aunque se pusieran a pegar tiros. Están en contra de la libertad de expresión puesto que cerrarán los medios de comunicación privados. No creen en la separación de poderes: cuando la justicia actúa contra los suyos, le echa la culpa al gobierno. Ataca a la Iglesia católica pero se cuidan de no condenar a los terroristas, sean etarras o yihadistas: no pueden enfadar al amo que les ha creado y que les da de comer, Irán y Venezuela, aunque asesinen a homosexuales, denigren a las mujeres o encarcelen a los que no piensan como ellos. Pero todo eso, a sus votantes, les da igual. Que Dios nos coja confesados.

  2. david says:

    Si llegan olvidate de vender Camelot y tu biblioteca macho.

Deje una respuesta