FIRMAS

¿El apoyo de un “Referente” para ganar o perder las elecciones? Por Eduardo Guerra

“Al que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija”

Refrán Español.

Es propio de cualquier campaña electoral que los candidatos y sus partidos políticos traten de sumar el mayor número posible de apoyos.  En el logro de ese objetivo, hasta la aparición de los Mass Media (Twitter, Facebook, y otros),  los candidatos buscaron siempre fotografiarse, o ser acompañados en las concentraciones públicas por esas personalidades famosas y populares; por los conocidos “Referentes”.

¿Y realmente qué apoyos públicos son convenientes para los candidatos?

Eso depende, en gran parte, de lo que necesita el candidato para ganar. Se acepta como cierta la premisa, que mientras más lo apoyen mejor, para dar la sensación de que existe una corriente de opinión favorable hacia un candidato determinado. Pero dado el desgaste de la clase política, se ha convertido en un rito dificultoso el solicitar apoyo a simples ciudadanos o a personalidades extra de la política. Son obligatorios los eventos con los empresarios, con gente de la cultura y del deporte, ya que la idea es mostrar que se está sumando poder.

Hoy por hoy, cuando los grandes eventos y concentraciones tienden a no usarse por los altos costos que representan, los estrategas de las campañas han ido asumiendo a los referentes de las redes sociales como sustitutos de estas concentraciones.

Y es que es mucho más fácil llegarle al corazón y a la mente del electorado, a través de los seguidores (Twitter) y amigos (Facebook) de un “Referente” que tenga 100.000 personas o un millón, y que éste lo avale y recomiende votar por un candidato, que tratar de convencer a esa masa de votantes por los métodos tradicionales de las campañas.

Pero como en política no hay nada seguro, siempre se puede correr el riesgo que el “Referente”, sorpresivamente sea descubierto en una mala acción que dañe seriamente su imagen, y en su caída afecte también la imagen del candidato que apoyó.

¿Y de dónde nace la fuerza del “Referente”?

De los valores que proyecta y representa. Determinados tipos de conductas habituales, dan origen a tipos de vida en los que se encarnan esos valores; seriedad, honestidad, solidaridad, sabiduría, conocimiento, lealtad, bondad y esto se transmite a través de modelos vivos y reales, que se aprenden y se imitan, y que despiertan sentimiento de adhesión en el pueblo.

Finalmente, toca admitir que esos valores no son fácilmente transferibles. Si el “Referente”, político o no, apoya al candidato, no quiere decir que todos sus seguidores vayan a hacerlo. Esto obliga a los candidatos a utilizar con sumo cuidado, y selectivamente los respaldos públicos que consigan. Por lo tanto la clave del triunfo es asegurarse el apoyo directo de los votantes, en virtud que los “Referentes” no son cien por cien una garantía.

Eduardo Guerra B

Analista político, y representante en España de la empresa “Estudios y Organización Eugenio Escuela”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario