FIRMAS Juan Velarde

Loterías y Apuestas del Estado se marca un spot de Premio Gordo. Por Juan Velarde

Hay que felicitar a los responsables de Loterías y Apuestas del Estado por el magnífico spot que han creado para el sorteo de Navidad. Tirando de gente anónima, de personas que pueden ser perfectamente identificadas en cualquier rincón de nuestras ciudades, el anuncio ha conseguido llegar hasta el fondo de los corazones menos sensibles y es una historia que puede producirse en cualquier lado, sobre todo porque el drama de la crisis se ha cebado con tantas personas que habrá quien ha tenido que dejar de gastar los 20 euros de un décimo porque de lo contrario no llegaba para pagar el recibo de la luz o del gas.

Antonio, el camarero y dueño del bar, y Manu, el apesadumbrado cliente, conforman un ejemplo de lo que sería una sociedad ideal, el de una persona que, tras la barra, tira de mucha psicología y detecta de primeras los graves problemas económicos que pasa su amigo y cliente y éste que, a pesar de saber que no había podido comprar el billete de lotería, baja convencido por su mujer a felicitar a Antonio y se queda sin palabras y al borde del llanto emocionado cuando el camarero le acerca el billete que le había reservado sin que éste lo supiera. Lo de ‘son 21 euros, uno del café y 20 de esto’ ya será un clásico de nuestro colectivo universal.

Está claro que Loterías y Apuestas del Estado espabiló después de que hace un año le cayera la del pulpo por aquel anuncio con Monteserrat Caballé, Raphael o Marta Sánchez, rostros famosos, artistas de primera línea, pero que dieron lugar a más de una coña en las redes sociales y a montajes tremendos en internet. Y es que no siempre poner a un conocido para anunciar un producto es garantía de triunfar. La prueba es que la brillante sencillez del Bar de Antonio ha hecho por el prestigio de Loterías más que cualquiera de las últimas campañas. Enhorabuena.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario