FIRMAS

La capacidad de ser un líder creativo. Por Armando Pinedo

Considerada una de las cazadoras de talentos más reclamadas del mundo, Floriane de Saint Pierre (www.fspsa.com) tiene la habilidad de convertir en líderes empresariales a jóvenes diseñadores desde sus oficinas en París, Milán y Shanghai.

La conocí hace muchos años a través de una amiga en común, la diseñadora canaria Cristina Ortiz, a quién Saint Pierre había colocado como directora creativa de Lanvin antes de la época de Alber Elbaz. Volé a París para entrevistarla para el periódico El Mundo mientras se encontraba inmersa en la apertura de su segunda central en Milán (hoy ya tiene una tercera oficina en Shanghai). De ella me sorprendieron varias cosas, unas banales como su delgadez y su tímida sonrisa, y otras más interesantes como su visión de la industria de la moda, sus adjetivos para referirse a los caprichosos y endiosados diseñadores y su capacidad para detectar en talento unido a una potente visión empresarial. Después de aquella primera entrevista, pasaron algunos años hasta que volví a verla con motivo de una charla que le había solicitado para el primer número de Vanity Fair España y, como ocurriera la primera vez, ahora estaba ocupada inaugurando otra oficina, esta vez en Asia. Charlamos por teléfono y acordamos un encuentro en París algunas semanas más tarde. Cinco años después de aquel último encuentro formal (luego hubo otros más relajados en alguna fiesta o presentación), Floriane de Saint Pierre sigue una poderosa escalada empresarial que la sitúa entre los nombres más influyentes en el diseño del futuro de un diseñador o una marca. Su último y público movimiento fue colocar a Alexander Wang al frente de Balenciaga, aunque entre sus acuerdos se incluyen decisiones mucho menos mediáticas y que suponen contratos con presidentes de compañías, empresarios, asistentes o editores en los cinco continentes.

Fuente: D.R.

Ser consultora de moda me ha permitido desarrollar el concepto de liderazgo creativo porque he aprendido a detectar la sensibilidad adecuada para el crecimiento de una marca“, afirma. Sin embargo, le recuerdo que en nuestra primera charla se quejaba de lo caprichosos que se volvían algunos jóvenes diseñadores en cuanto adquirían una responsabilidad potente en una marca reconocida. Ella hoy me aclara que “ahora quién lidera una marca es el director creativo porque es quién entiende la esencia de la marca. Y todo ello actualmente viene determinado por una figura con una trayectoria conjunta en diseño y negocio. Un buen ejemplo es Christopher Bailey, actualmente CEO de Burberry, quién ya era reconocido como jefe creativo antes de subir este peldaño a la alta dirección. Toda marca debe tener una coherencia en cada mensaje para liderar porque cualquier mensaje que emita esa marca que no coincida con su esencia es percibido negativamente por su audiencia“.

Pero en la carrera de Floriane de Saint Pierre, cuya fama de dura y exigente convive perfectamente con su exquisita educación y su permanente sonrisa mientras habla de números o datos, el instinto es su varita mágica: “Mis comienzos profesionales arrancaron con una carrera en finanzas, aunque luego empecé a coleccionar arte cuando gané algo de dinero, así que el instinto es algo muy cercano a mí y me ha ayudado a escuchar minuciosamente a la vez que ha convertido mi parte racional es un estado latente. Así que me gusta cimentar mis decisiones en el instinto porque es lo más auténtico en un ser humano. La creatividad es una habilidad para crear ideas cargadas de significado, pero a veces esto puede dar miedo, pero lo cierto es que todo negocio se construye en base a la creatividad, y ella, en base a la intuición“.

Cuenta Saint Pierre que las marcas ganadoras serán las lideradas por líderes intuitivos. Si no es así, caerán en picado. “Me gusta decir que las marcas son tribus y es interesante observar algunas como Saint Laurent que han sido resucitadas por un liderazgo creativo, lo que vas más allá de un proceso de diseño para enfocarse en un negocio estratégico. Una marca puede tener diversos diseñadores pero no más de un líder creativo porque la intuición se dispersa. La frescura o lo que es cool no es describible, y un buen ejemplo es el trabajo que hizo Nicolas Ghèsquiere en Balenciaga, que ha sido un historia de mucho éxito, aunque no sabría decir cuál ha sido la base de ese éxito, y de ahí mi idea de la intuición“.

Fuente: D.R.

En una reciente entrevista que concedía a la web www.businessoffashion.com, Floriane de Saint Pierre aseguraba que el talento a veces es muy difícil de detectar, tal y como ha ocurrido en artistas que han obtenido el aplauso mundial una vez desaparecidos. “Los diseñadores en todo campo tienen la obligación de captar lo que va a venir y ser capaces de conectar presente y futuro. Es fascinante observar a gente que imagina y ejecuta progresos que han cambiado nuestras vidas, así que ahora sé que hay personas que tiene la capacidad de detectar por adelantado las emociones y conectarlas adecuadamente con las audiencias… Cuando alguien tiene ese talento creo que debe saber cómo utilizarlo“.

Cuando hablé con ella la primera vez en París me contaba acertadamente que la expansión digital provocaría miles de mensajes en todo el mundo, así que el desarrollo de aquel argumento hoy alcanza una realidad tangible que ella relata asegurando que “una marca tiene audiencia antes de tener clientes, lo que es peligroso y maravilloso, según se sepa manejar con éxito. Y ahí China juega un papel crucial porque antes todo estaba controlado, pero hoy ese panorama ha cambiado mucho. Hoy los directores creativos, como Bailey en Burberry, han sabido modificar su mentalidad y acudir directamente y sin intermediarios a la audiencia porque lo ven como una oportunidad de negocio“.

Es fascinante detectar en Saint Pierre su visión sobre cómo una marca debe buscar líderes de pensamiento creativo, como fue el caso del CEO de Louis Vuitton, Yves Carcelle, “que son capaces de actuar en base a la intuición, así que el papel de este tipo de empresarios o directivos es desarrollar nuevas reglas cargadas de significado. Un líder creativo jamás lanzará algo que no cause impacto, algo que ya existe, y es entonces cuando empieza el proceso más interesante. Creo que todo se resume en la teoría de las tres íes: Existen los inventores, que revolucionan el mundo sin miedo; los imitadores, de los que hay muchos y reproducen lo que ya existe porque no observan; y los idiotas“.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario