FIRMAS

El Tótum Revolútum de la política en España 2015. Por Eduardo Guerra

«A río revuelto, ganancias de pescadores». Refrán Español

 

Pretender predecir qué pasará en las elecciones Municipales/Autonómicas de mayo, y las Generales/Presidenciales de noviembre en España 2015, es un ejercicio arduo y complicado, digno de profetas y adivinadores de alto nivel, dado la cantidad de factores que incidirán en esos procesos. Por esa razón, no me atreveré a hacer ningún pronóstico concreto, pero sí trataré de segmentar algunos escenarios que posiblemente se den.

En principio, toca advertir que las circunstancias estarán en su máximo deterioro y que los actores, siendo prácticamente los mismos, ya no son los únicos protagonistas del patio. Los factores para la «tormenta perfecta»  están servidos.

Los dos grandes partidos,  PP/PSOE, al parecer han perdido la fuerza y el apoyo necesarios para seguir siendo los factores de poder. La situación económica, los múltiples casos de corrupción y los pronósticos que advierten que la economía europea se quedará estancada, son claramente percibidos por la población, y a mi juicio, la estrategia de todos los grupos políticos que participarán, será la de todos contra todos, un «Tótum Revolútum»

El Partido Popular tratará de limpiar su imagen, intentando separar a todos los corruptos de sus filas; buscando que, con algo de suerte, los electores se olviden de los casos de corrupción. Para eso tienen a favor prácticamente un año. Lo malo para ellos, es que la corrupción, posiblemente terminará salpicando a los más altos niveles de jerarquía partidista. Otro factor donde el tiempo juega a su favor, es la posible recuperación económica y la rebaja de los índices de desempleo.

Seguramente perderán algunas presidencias de autonomías, y perderán el control de muchos ayuntamientos. De seguro, perderán también la mayoría absoluta en las Cortes. Su peor hándicap será el candidato a la presidencia, Mariano Rajoy,  que lucirá agotado y viejo frente a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias. Rajoy se tendría que ver como imputado en unos de los tantos casos de corrupción, por ejemplo el caso Bárcenas, para renunciar a ser el abanderado, y en ese supuesto, la Vice-Presidenta, Soraya Sáenz de Santamaría tendría mucha opción de sustituirlo, pero con pocas probabilidades de ganar. Estratégicamente desarrollarán una campaña en positivo, ofreciendo mejoras económicas y sociales, y contando los «logros» de su gestión. Por otro lado, pondrán todo su poder de organización, toda su estructura y finanzas para atacar por igual al PSOE, a PODEMOS y a los Nacionalistas. Su promesa básica de campaña será que son los únicos capaces de parar a PODEMOS, y salvar a la democracia española, y de mantener a la Corona como centro del poder.

EL PSOE, intentará también quitarse de encima los casos de corrupción que los acogotan, pero se verán contra la pared si finalmente Chaves y Griñan quedan imputados por el caso de los ERES de Andalucía. Tienen a favor el tiempo, para que la gente los perciba haciendo acto de contrición y arrepentimiento, pero los tiempos y el control del Ministerio del Interior (y sus policías) están en manos del Gobierno del PP…

La Juventud de Pedro Sánchez puede jugar a su favor, pero su falta de experiencia lo puede llevar a cometer errores, por la ambigüedad de sus decisiones. Su estrategia electoral se desarrollará en lo positivo, ofreciéndose como los mediadores entre los Nacionalistas (sobre todo los catalanes) y el Gobierno de Rajoy. Ofrecerán la vuelta del bienestar social. En la campaña negativa, tendrán que abrir los frentes de batalla, y atacar por igual al PP y a PODEMOS. A los primeros, con el argumento que acabaron con el bienestar social, y a los segundos porque les están devorando por debajo, quitándoles las banderas de la izquierda. Su gran ventaja, su organización, estructura y finanzas de ámbito nacional. Perderán algunas autonomías y ayuntamientos y rebajarán ostensiblemente el número de diputados en las Cortes. Se verán casi que obligados a buscar acuerdos con los nacionalistas en las municipales para mantenerse en el poder, sin descartar a los representantes de PODEMOS en esas contiendas.

PODEMOS se presenta como el gran revulsivo de la política española, con un Pablo Iglesias y su equipo de profesores universitarios, jóvenes adultos, capaces de ofrecer lo que sea para llegar al poder. Su gran ventaja, se la han servido en bandeja los partidos y poderes del estatus quo. Por no haber gobernado nunca, no tendrán rabo de paja, pero, el pasado reciente de sus principales dirigentes, relacionados con el Castro-Chavismo/Socialismo del Siglo XXI, poco a poco se convertirá en su gran lastre. La falta de organización y estructura será una debilidad, que la compensarán con algunos pactos de última hora. Sus finanzas serán un enigma, pero yo, personalmente, no dudo que el Gobierno venezolano les arrime alguna ayuda económica, así como algún que otro grupo económico español. ¿Cuánto cuestan las horas y horas que les dedican hoy por hoy la Sexta y la Cuatro a Pablo Iglesias y a su grupo?

Su estrategia de campaña será simple, una campaña en negativo,  atacar por igual al PP y al PSOE, una vez se hayan fagocitado a Izquierda Unida y otros grupos de izquierda. Según sean sus resultados, luego de saber su verdadero poder y alcance aceptarán algunos acuerdos con nacionalistas de izquierda, y quién sabe si con algún PSOE en rebeldía con la cúpula. Veremos  si realmente están preparados para aguantar los ataques que les vendrán de todos los flancos, a riesgo que los conviertan en víctimas.

Ganarán algunos ayuntamientos en pactos que harán sus sub-marcas, como Ganemos, con grupos de izquierdas; serán la revelación en las Cortes, con tantos Diputados, que le disputarán el primer o el segundo puesto al PSOE. Pablo Iglesias podría ser el nuevo Presidente con el apoyo del PSOE, y si no, se prepararán para un nuevo asalto en el 2019.

Los otros grupos políticos (UPyD, Ciutadans, CIU, Coalición Canarias, PNV, etc.) El resto de los partidos, nuevamente se verán confinados a ser una fuerza de ámbito nacional de poca influencia, dado que PODEMOS también les robará apoyos, pero en las municipales autonómicas, será otro cantar. Conservarán sus parcelas de poder, como el caso de Coalición Canaria. Nadie puede descartar que en las Cortes, si van en grupos, se conviertan en el fiel de la balanza para decidir.

La gran batalla está anunciada, la democracia, la Corona y el modelo de vida política en España, están en juego. Aquél que sepa mover mejor sus piezas en el tablero del ajedrez político será quien sobreviva. Nadie puede subestimar el poder de las maquinarias del PP y del PSOE, pero tampoco nadie puede subestimar el revulsivo de PODEMOS. Los pactos tendrán que pensarlos muy bien…

Sin duda, veremos cambios significativos en el 2015 forzados por las circunstancias. De lo único que podemos estar seguros es que será un “todos contra todos”, un «Tótum Revolútum», que Dios nos coja confesados…

Eduardo Guerra B.

Analista político y representante de la empresa Estudios y Organización Eugenio Escuela.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario